Defender Europe 20

A fines de enero, el personal militar de los EE. UU. comenzaron a cargar vehículos pesados ​​y equipamiento para transportar, desde las bases en los EE.UU. hacia Europa, en lo que se suponía, iba a ser el ejercicio combinado más grande de los últimos 25 años: el Defender-Europe 20. Del mismo iban a participar 20.000 soldados estadounidenses.

Los preparativos se detuvieron el 13 de marzo pasado, debido a los cierres de frontera y restrinciones llevados a cabo por los países europeos como medida de contención para la propagación del COVID-19, la enfermedad causada por un coronavirus que surgió en diciembre del año pasado.

Defender Europe 20: brote de coronavirus

El Ejército estadounidense ha dicho que Defender-Europe 20 se modificará tanto en tamaño como en alcance, y agregó que esta semana no se realizarán ejercicios vinculados, como la iteración de Saber Strike.

Por otro lado anunciaron que, «el equipo de combate de la brigada blindada, ya desplegado en Europa, si llevará a cabo los ejercicios de artillería y otros eventos combinados de entrenamiento con los Aliados, llamado Allied Spirit«. Pero «las fuerzas ya desplegadas en Europa, destinados a otros ejercicios regresarán a Estados Unidos», dijo el comando.

Desde enero, alrededor de 6.000 soldados se han desplegado desde los EE. UU. a Europa, así como también alrededor de 3.000 equipos, agregó el comunicado.

Aproximadamente 9.000 vehículos y equipos han sido retirados de las existencias proporcionadas por el Ejército en Europa. El Ejército también ha trasladado soldados y equipos de puertos europeos a áreas de entrenamiento en Alemania y Polonia.

En un correo electrónico el martes por la mañana, un portavoz del Ejército de EE. UU. en Europa dijo que el comando está actualmente «evaluando qué tropas pueden ser desplegadas de manera segura», y agregó que responder a este tipo de situación fue un «ejemplo perfecto de cuán preparados y listos estamos, por estar siempre continuamente en operaciones y actividades».

El Ejército alemán ha dicho que Defender-Europe 20 no continuará en ese país y que los ejercicios planificados para las áreas de entrenamiento de Bergen y Grafenwöhr no llevaran a cabo.

Trasladar a miles de personas de EE. UU. a Europa y de regreso a EE. UU. presenta un problema grave a medida que los gobiernos intentan inhibir la propagación de COVID-19.

Una vez que el personal regrese, «estarán en cuarentena durante 14 días y seguirán las pautas establecidas para prevenir la propagación de COVID-19«.

La parte principal de Defender-Europe 20 estaba programada para abril y mayo, pero el Ejército de los EE. UU. y los aliados, esperaban aprender del despliegue y la reubicación de las fuerzas de los EE. UU. en su etapa de preparación al ejercicio.

Un convoy que zarpó de la costa este de Estados Unidos a fines de febrero, por ejemplo, fue la primera operación de este tipo desde mediados de la década de 1980, y los nuevos recursos en Europa permitirían a los militares examinar su «velocidad de movimiento» de oeste a este y evaluar qué tan seguro podría llevar la carga de los puertos a las áreas de preparación, dijo el general de la Fuerza Aérea, Tod Wolters, jefe del Comando Europeo de EE. UU., a los legisladores a fines de febrero.

Tal vez te pueda interesar: Los casos de coronavirus entre las tropas estadounidenses se duplican cada día

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.