Rusia y Turquía pueden firmar en breve un contrato para la entrega del segundo conjunto de sistemas de misiles de defensa aérea S-400. Según ha trascendido, las conversaciones están bastante avanzadas, e incluso se dará una participación a Turquía en el proceso de producción.

El primer conjunto de sistemas de misiles de defensa aérea S-400 ya está en Turquía desde julio de 2019 y se han capacitado a militares para operarlos, aunque aún los turcos no los han utilizado en combate real.

Rusia anunció en septiembre de 2017 que había firmado un acuerdo con Turquía para la entrega de sistemas de misiles antiaéreos S-400. Dicho acuerdo también preveía la transferencia parcial de tecnología de producción al lado turco.

Estados Unidos y la OTAN han estado haciendo fuertes intentos para evitar que Turquía compre los sistemas de misiles S-400. Washington ha advertido en muchas ocasiones que puede imponer sanciones a Turquía, si Ankara sigue adelante con dicho acuerdo. El 17 de julio de 2019, el secretario de prensa de la Casa Blanca dijo en una declaración que la decisión de Turquía de adquirir los sistemas S-400 haría imposible que Ankara participara en el programa del F-35.

S-400 entregas a China

Rusia también completará el contrato para el suministro de sus sistemas de defensa antimisiles S-400 a China antes de fin de año. Ya había finalizado las entregas del segundo regimiento. El documento de aceptación correspondiente se firmó en China en diciembre de 2019, que ya recibió más de 120 misiles avanzados tierra-aire guiados de dos tipos diferentes.

China fue el primer comprador extranjero de los sistemas de misiles rusos S-400. Firmó un contrato para dos conjuntos de estos sistemas, habiendo llegado el primero de ellos en la primavera de 2018 y se probó con éxito en diciembre de 2018.

Recordemos que el S-400 ‘Triumf’ es el sistema de misiles de defensa aérea de largo alcance más avanzado que entró en servicio en Rusia en 2007. Está diseñado para operar contra aviones, misiles crucero y misiles balísticos, incluidas armas de mediano alcance, y también puede usarse contra instalaciones en tierra. El S-400 puede atacar objetivos a una distancia de 400 km y a una altitud de hasta 30 km.

Tal vez te pueda interesar: EE.UU. solicita a Turquía que no ponga en servicio su nuevo sistema de defensa aérea por el cual pagó USD 2.500 millones

¡Apoyanos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.