La Aviación Naval de la India, que estaba abrumadoramente equipada con hardware de la era rusa y soviética, ha enfatizado en los suministros de los Estados Unidos para reforzar su vigilancia marítima y sus activos antisubmarinos.

La última adquisición es un contrato para el suministro de 24 helicópteros Sikorsky MH-60 Romeo firmados en febrero de 2020. Estos helicópteros, destinados a tareas antisubmarinas a bordo de barcos, complementarán los 17 helicópteros Sea King Mk.24 sobrevivientes adquiridos a finales de 1970 y 1980, y 14 helicópteros Kamov Ka-28. Otros pedidos de 123 helicópteros, ya sea el MH-60 o el H225M Caracal, pueden seguir a tiempo como parte de un ambicioso programa que incluiría la fabricación en la India.

De igual importancia es que los activos de los aviones de patrulla marítima de ala fija de la India están completamente dominados por los aviones Boeing P-8I. Ocho de estos aviones están en servicio y cuatro más están en proceso de entrega. Se espera que se ordenen seis más, lo que elevará el total a 18, lo que debería permitir que, los 5 aviones Il-38SD de la Marina de Guerra sean retirados o desplazados. La Marina india está particularmente satisfecha con el P-8I, que ha permitido el monitoreo de los activos chinos de superficie y subsuperficie, además de ser útil para la vigilancia de los movimientos de tropas chinas en la región de Doklam contigua a Bután.

Tal vez te pueda interesar: Jefe de la Fuerza Aérea de la India apoya el desarrollo del misil Astra

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.