La presión sobre la comunidad de reabastecimiento de combustible aéreo está creando estrés en las tripulaciones, dijo el jefe del Comando de Transporte de la Fuerza Aérea de EE. UU.

El general Stephen Lyons dijo a los congresistas que su comando no estará en el aire el tiempo suficiente si la USAF planea retirar el KC-10 y el KC-135 en 2021 antes de que el KC-46 se declare operativo.

«Tanto en Reserva como en Guardia, el alto ritmo de nuestros aviadores que llevan a cabo estas misiones está muy, muy cerca de la sobrecarga».

Después de que la Fuerza Aérea de los EE. UU. publicara su solicitud de presupuesto fiscal para 2021, que detallaba el retiro de los «tanqueros» más viejos, el TRANSCOM (Comando de Transporte) en su propia lista de prioridades solicitó al Congreso alrededor de US$ 110 millones para mantener los 23 aviones Boeing KC-135 y McDonnell Douglas KC-10 que la USAF ha enumerado para su retiro.

Lyons dijo que el plan de la Fuerza Aérea crea una «caída en la capacidad operativa en las operaciones diarias» porque el KC-46 no está listo para las operaciones de guerra y estos recortes «deben» revertirse.

Un ingeniero de vuelo de la Fuerza Aérea de los EE. UU. asignado al 908o Escuadrón Expedicionario de Reabastecimiento Aéreo realiza verificaciones previas a un KC-10 Extender, de la Fuerza Aérea de los EE. UU. en la Base Aérea Al Dhafra, Emiratos Árabes Unidos, el 19 de enero de 2020.

Foto de la Fuerza Aérea por el Sargento. Daniel Snider.

Tal vez te pueda interesar: Armada rusa obtendrá aviones avanzados para el periodo 2021-2030

Deja un comentario