Se espera que la Armada defina su primera fragata de próxima generación este año, así que como en el render de la imagen se verán en los próximos años las unidades del programa FFG (X), según documentos presupuestarios publicados el lunes.

La US Navy planea otorgar el premio de diseño y construcción de fragata a uno de los competidores en este mes de julio, según los documentos.

Los competidores para FFG (X) son el diseño FREMM de Fincantieri; General Dynamics Bath Iron Works y la variante F-100 de Navantia, que es más o menos equivalente a un pequeño destructor clase Arleigh Burke.

Muchos piensan que Huntington Ingalls Industries ofrecerá una versión de su fragata; y también estará la versión fragata de Austal USA de su barco de combate litoral clase Independence con casco de aluminio.

La versión de Lockheed Martin del FFG (X), una variante de su LCS clase Freedom, fue retirada de la competencia en mayo.

La Armada de los Estados Unidos está planeando que tome seis años completar el diseño y la construcción del barco, que debería estar terminado en 2026.

Sin embargo, desde el comienzo de la construcción, anticipan que tomará solo 48 meses para finalizar.

Se espera que la segunda fragata se ordene en abril de 2021, y desde allí debería tomar solo cinco años y medio desde la fecha de adjudicación.

Eso significa que el primer barco debería ser entregado a la flota en julio de 2026, y el segundo en octubre.

Se supone que el FFG (X) es un pequeño barco de misiones múltiples con una versión modificada del radar SPY-6 de Raytheon destinado al destructor clase Arleigh Burke del Bloque III, el Sistema de Combate Aegis de Lockheed Martin, así como algunos sistemas de defensa puntual y 32 celdas de lanzamiento vertical. Todo ellos por aproximadamente la mitad del costo de un DDG.

Por supuesto, sin saber qué barco pretende comprar la Armada y cómo se ven los diseños detallados finales, las estimaciones de precios firmes son imposibles, pero es importante ver cuáles son las proyecciones de la US Navy.

Se espera que el primer barco pedido en 2020 cueste US$ 1.280 millones, según los documentos presupuestarios, y el próximo barco en 2021 caerá a US$ 1.050 millones. El tercer barco, ordenado en 2022, debería comenzar a ver una caída del precio por debajo de mil millones.

Todo el programa debería costar entre 19.800 y 20.000 millones de dólares, estima la Armada.

Se suponía que la compra sería un barco en el año fiscal 2020, luego dos barcos cada año hasta que se completara la compra completa de 20 barcos. Pero la Armada quería asegurarse de escalonar la compra de manera más responsable, dijo el Contraalmirante Randy Crites, subsecretario adjunto de la Marina para el presupuesto.

«Con la nueva fragata, no queremos repetir algunas de las lecciones de LCS donde fuimos demasiado rápido», dijo Crites. «Tal como está, vamos a tener ocho fragatas en construcción cuando entreguemos el primero en 2026.

«En este momento, otorgaremos uno más adelante este año, otorgaremos uno el próximo año, y el plan es para uno más el próximo año, pero eso será analizado». Luego aumentaremos de dos a tres, con nueve por año en el futuro».

En la imagen vemos una representación del FFG (X) de Austal USA, uno de los competidores para la fragata de próxima generación. (Imagen cortesía de Austal USA)

Tal vez te puede interesar: La US Navy convirtió un submarino clase Los ángeles en buque escuela amarrado

1 COMENTARIO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.