Durante el mes de octubre de 1990 se dio un acontecimiento particular: el pasaje del portaaviones de propulsión nuclear USS Abraham Lincoln (CVN-72) por aguas del Atlántico Sur, ocasión aprovechada por las Armadas de Argentina y de los EEUU para realizar por segunda vez en el año el ejercicio combinado «Gringo Gaucho»: Vale recordar que en marzo se había realizado similares maniobras pero con el portaaviones USS Constellation (CV-64). «Gringo Gaucho II» tendría lugar entre el 20 y el 24 de octubre y del mismo participarían unidades navales y medios del Comando de Aviación Naval argentinos así como el mencionado portaaviones norteamericano, su ala aérea embarcada y su escolta.

Por aquel entonces el Lincoln era el portaaviones mas moderno de la US Navy, habiendo sido comisionado el 11 de noviembre de 1980. Quinta unidad de la clase Nimitz, se trató del buque de mayor desplazamiento construido hasta ese momento a un costo de u$s 3000 millones de dólares. El tránsito por aguas del Atlántico Sur se debió al cambio de su puerto base, de la Estacion Naval Norfolk (Viriginia) a Estación Aeronaval Alameda (California). Durante su travesía, el portaaviones comandado por el Capitán William B. Hayden llevaba abordo 2904 personas, entre oficiales y tripulación. Su Ala Aérea Embarcada estuvo compuesta por escuadrones pertenecientes a la CVW-8, CVW-11 y CVWR-30 mientras que la fragata USS Doyle FFG-39 (clase Oliver Hazard Perry) oficiaba de escolta. El petrolero USNS Pawcatuck (T-AO-108) brindó soporte logístico durante la navegación.

Durante las jornadas de «Gringo-Gaucho II», los Super Étendard pertenecientes a la Segunda Escuadrilla Aeronaval de Caza y Ataque (los 201, 207, 209 y 211) así como los S-2E Tracker de la Escuadrilla Aeronaval Antisubmarina (2-AS-24 y 2-AS-26) realizaron maniobras toque y siga en la cubierta del portaaviones norteamericano, tal como se aprecia en las imágenes. En cuanto a las unidades navales, tomaron participación el destructor ARA Sarandí D-13, la corbeta ARA Parker P-44 y la corbeta ARA Guerrico P-32. Personal de la Armada Argentina permaneció abordo del USS Lincoln durante las ejercitaciones combinadas, las cuales también incluyeron prácticas de tiro de las aeronaves norteamericanas sobre el polígono de Punta Indio así como vuelos a baja cota en las proximidades de Trelew (en las imágenes se aprecian F/A-18A Hornet del VFA-305 «Lobos», A-6E Intruder del VA-95 Green Lizzards, EA-6B Prowler del VAQ-135 Black Ravens, F-14 Tomcats de los VF-114 Aardvarks y VF-213 Black Lions, S-3A Viking del VS-29 Screaming Dragonfires y E-2C Hawkeye del VAW-117 Wallbangers)

Gringo-Gaucho se repitió en otras ocasiones, aprovechando el tránsito ocasional de los portaaviones norteamericanos por el Atlántico Sur (a las dos de 1990, se le suman las realizadas en 1991 (USS Kitty Hawk), 1993 (USS Constellation), 2004 (USS Ronald Reagan), 2008 (USS George Washington) y finalmente 2010 (USS Carl Vinson). Con la aprobación del proyecto para la entrada de tropas extranjeras al territorio nacional y la salida de fuerzas nacionales el pasado 29 de enero por parte de la Cámara de Diputados, se abren las chances para que en el 2020 se realice una nueva edición de «Gringo-Gaucho», siempre y cuando las condiciones se presten para la ocasión.

A continuación, la galería correspondiente al Gringo-Gaucho II. Imágenes: US Navy – Don S. Montgomery.

Tal vez te puede interesar: La Armada Argentina identificó a más de 40 buques que pescan en los límites de la Zona Económica Exclusiva

3 COMENTARIOS

  1. Lindos recuerdos!! Siendo conscripto clase 70, me tocó vivir en carne propia en la base comandante espora, el despliege de aeronaves pertenecientes tanto como del portaaviones uss constellation como el del uss lincoln como así también las propias, como la de los tracker que todavia estaban motorizados a pistón, en esos momentos se estaba haciendo la reconversión de una unidad en israel a turbohélice y siendo mi destino » apoyo a las operaciones aéreas» donde pertenecia torre de control, me tocó servir café a personal de la armada argentina en conjunto con la armada de eeuu, simulando combate aéreo con las aeronaves de los dos paises y comunicandose en inglés, por supuesto, parecía una escena de top gun, un verdadero privilegio para mí, siendo un colimba!!

  2. Esto puede servir para que nuestros pilotos no se olviden de que alguna vez tuvimos un portaaviones y que para éso servían los SEM al principio.

Deja un comentario