La construcción de la futura HMS Glasgow, el buque líder de las futuras fragatas Tipo 26 de la Royal Navy, se encuentra avanzado en el astillero Govan de BAE Systems, con casi un 50 por ciento de construcción finalizada. Las mismas reemplazarán a las fragatas actuales de guerra antisubmarina Tipo 23 y proporcionarán protección avanzada a los portaaviones Continuous at Sea Deterrent y el Queen Elizabeth Class, además de que ofrecerán una capacidad de guerra antisubmarina sin igual.

Cada fragata Tipo 26 estará equipada con una gama de capacidades que incluyen el sistema de defensa anti misiles Sea-Ceptor, un cañón de calibre medio de 5 pulgadas, un helicóptero, un radar de alcance medio, potentes sonares de proa y arrastre remolcado, torpedos lanzados en helicóptero y un diseño que lo hace extremadamente difíciles de detectar para los submarinos enemigos. Se diseñarán para operaciones conjuntas y multinacionales en todo el espectro de la guerra, incluidas las operaciones de combate complejas, la lucha contra la piratería, la ayuda humanitaria y el trabajo de socorro en casos de desastre.

Su diseño flexible también permitirá que sus sistemas de armas se adapten a lo largo de su vida útil para contrarrestar futuras amenazas. La fragata Tipo 26 se beneficia de los últimos avances en tecnologías digitales, incluyendo 3D y realidad virtual.

Los primeros tres buques, HMS Glasgow, HMS Cardiff y HMS Belfast, se ordenaron por 3.700 millones de libras. HMS Edimburgo, Birmingham, Sheffield, Newcastle y Londres formarán el segundo lote de buques de guerra Tipo 26.

La primera fragata Tipo 26, el HMS Glasgow, entrará en servicio a mediados de la década de 2020. Diseñadas para una vida útil de al menos 25 años, las fragatas Tipo 26 servirán en la futura flota de superficie de Royal Navy hasta la década de 2060. Tanto Australia como Canadá han elegido el diseño Tipo 26 como base para sus respectivos programas de buques de guerra.

Además de la Royal Navy, las variantes de exportación del Tipo 26 ya han sido seleccionadas por la Royal Australian Navy (clase Hunter) y la Royal Canadian Navy (CSC).

Tal vez te pueda interesar: Tras casi 20 años, la Fuerza Aérea de EE.UU. solicita oficialmente la adquisición de nuevos F-15

Deja un comentario