Han pasado casi 20 años desde que el avión de combate F-15 salió de la línea de ensamblaje, y la Fuerza Aérea de los EE.UU. está buscando agregar una nueva variante del avión a su inventario.

La intención de la USAF fue dada a conocer gracias a una publicación oficial que emitiera la fuerza en la página del U.S. government’s contract opportunities publicada el martes. Allí manifiestan la intención de adquirir aviones de combate F-15EX mejorados hechos por Boeing y nuevos motores a reacción de General Electric F110 asociados al nuevo avión.

Sin embargo, el primero en dar la noticia sobre la intención de la USAF de hacer una solicitud formal fue Steve Trimble de Aviation Week’s, quién señaló que una fuente había mencionado que pronto se darían los “los primeros pasos concretos para firmar nuevos pedidos y revivir la adquisición de F-15 de Estados Unidos después de un paréntesis de casi 20 años”.

El último año que Boeing produjo un caza F-15 para la Fuerza Aérea fue en 2004, según el St. Louis Post-Dispatch.

La adquisición del F-15EX está específicamente destinada a “una actualización de la flota de F-15C / D y con el objetivo de aumentar la flota existente de F-15E”, según uno de los avisos de solicitud previa.

Ampliando más la información, acorde a lo publicado en la National Defense Authorization Act del año fiscal 2020 bajo la presidencia de Donald Trump, se autorizó el presupuesto de USD 1.100 millones para la compra de hasta ocho unidades del F-15EX, que incluyen dos prototipos.

La inclusión de la aeronave en el presupuesto de defensa del año fiscal 2020 no fue fácil: en septiembre de 2018, la entonces secretaria de la Fuerza Aérea, Heather Wilson, declaró que, la Fuerza Aérea no tenía interés en obtener el F-15EX de cuarta generación por sobre el F-35 Joint Strike Fighters de quinta generación.

“Actualmente tenemos en nuestro inventario 80 por ciento de aviones de cuarta generación y 20 por ciento de aviones de quinta generación”, dijo Wilson. Y continuó argumentando que, “en cualquier debate donde hemos tenido que plantear que adquisición es mejor para la fuerza, siempre sale beneficiado el avión de quinta generación. Con lo cual consideramos que llegar a un 50-50 no implica no seguir comprando aviones de cuarta generación, sino continuar aumentando nuestra flota de aviones de quinta generación”.

Después de que Wilson renunció en marzo de 2019, la Fuerza Aérea invirtió el rumbo y propuso la compra de ocho aviones F-15EX en lugar de la propuesta original del Pentágono de adquirir una docena como “parche a corto plazo” para reemplazar el antiguo F-15C de cuarta generación del servicio, todo sin canibalizar gastos para el F-35.

Como dijo el Jefe de Estado Mayor de la Fuerza Aérea, general David Goldfein, “el programa F-35 se mantiene firme y no se le quitará ni un centavo del presupuesto asignado”.

Tal vez te pueda interesar: El Pentágono busca una manera de derribar los misiles hipersónicos “invencibles” de Putin

Deja un comentario