Una misión conjunta de Canadá y Estados Unidos realizará un vuelo de observación entre el 27 de enero y el 1 de febrero, dijo el lunes el jefe del Centro Nacional Ruso para la Reducción del Riesgo Nuclear, Sergei Ryzhkov, a periodistas.

«Entre el 27 de enero y el 1 de febrero, en el marco de la implementación del Tratado Internacional Open Skies, Canadá y Estados Unidos bajo una misión conjunta, llevarán a cabo un vuelo de observación sobre Rusia en un avión canadiense C-13OJ. Durante el vuelo, que seguirá una ruta acordada, «los especialistas rusos también a bordo del avión, controlarán que los parámetros acordados del vuelo se cumplan estrictamente y que se utilice el equipo de observación permitido por el tratado«, según informaron los medios rusos.

Tratado Internacional Open Skies

Desarrollado con la participación activa de Moscú, el Tratado de Open Skies se firmó en 1992 y entró en vigor en 2002. Actualmente cuenta con 34 Estados miembros. El tratado establece un programa de vuelos desarmados de vigilancia aérea en todo el territorio de sus participantes. De esta forma, se realizan vuelos de observación sobre los territorios de los Estados Unidos, Canadá, países europeos y Rusia. Ahora, el tratado tiene más de 30 Estados signatarios. Rusia ratificó el Tratado Open Skies el 26 de mayo de 2001.

Los objetivos principales del tratado son desarrollar la transparencia, prestar asistencia para supervisar el cumplimiento de los acuerdos de control de armas existentes o futuros, ampliar las posibilidades para prevenir crisis y gestionar situaciones de crisis en el ámbito de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa y otros organizaciones internacionales relevantes. Posteriormente, se contempla aplicar el concepto de Open Skies a nuevos campos, como la protección del medio ambiente.

En términos prácticos, el tratado permite a los Estados signatarios realizar vuelos de observación sobre cualquier parte del territorio de los Estados Parte, con el objetivo de observar para monitorear las actividades militares de conformidad con las cuotas acordadas de tales misiones. El tratado regula los procedimientos de vuelos de observación, establece un mecanismo de control sobre su observancia y establece requisitos para la aeronave y el equipo de observación.

Tal vez te pueda interesar: El dron de combate «Águila Negra» de Indonesia tendrá el mismo armamento que el F-16 de su Fuerza Aérea

Deja un comentario