El Tupolev Tu-204 ha sido elegido como la plataforma para la futura aeronave de guerra antisubmarina (ASW por su acronimo en inglés) de la aviación naval de la Armada rusa

La aviación naval será fortalecida por estos nuevos cazadores de «tiburones de acero». El Alto Mando de la Armada ya ha preparado los requisitos técnicos para su nuevo avión antisubmarino, cuya base será el avión de pasajeros Tu-204. La máquina estará equipada con los equipos y armamentos más modernos que pueda proveer el complejo industrial ruso, incluido un dron submarino de combate. El complejo se convertirá en una tormenta para los submarinos nucleares enemigos, dicen los expertos. También será necesario para garantizar las acciones de los buques de guerra rusos en los océanos.

Un Tupolev Tu-214R de reconocimiento electrónico.

Por encima de las olas

Como fuentes del departamento militar le dijeron a Izvestia, ya se ha preparado un requisito táctico y técnico para la creación de un nuevo complejo de aviación antisubmarino (PLAK de acuerdo a su acrónimo en ruso). El avión de pasajeros Tu-204 o su variante Tu-214 se considera el principal candidato.

Según las fuentes de Izvestia, además de las boyas de sonar convencionales y el equipo de búsqueda de a bordo (MAD, FLIR, ESM, Radar de búsqueda) el Tupolev Tu-204 PLAK incluirá nuevas armas antisubmarinas así como sistemas robóticos autónomos anti-submarinos UUV (Unmanned Underwater Vehicle) los cuales serán desplegados por el avión y estarán bajo el control de la tripulación.

El jefe del Ministerio de Industria y Comercio, Denis Manturov, anunció en agosto pasado que el Ministerio de Defensa había solicitado propuestas para crear un nuevo avión para este futuro complejo ASW/PLAK. Se invitó a los desarrolladores de aeronaves nacionales a considerar la posibilidad de actualizar los modelos existentes o diseñar una máquina completamente nueva. Anteriormente, el jefe de aviación naval de la Armada rusa, Igor Kozhin, habló sobre los planes para comenzar la producción del PLAK para 2030. La preparación de un requisito táctico y técnico y la determinación de un candidato para la creación del complejo significa que el proyecto está progresando y que las esperanzas de la flota son realizables.

El Tu-204 PLAK incluirá sistemas robóticos autónomos anti-submarinos UUV (Unmanned Underwater Vehicle)

Lo principal es el equipo

Los aviones antisubmarinos desempeñan actualmente un papel importante, y el Tu-204 es muy adecuado para llevar a cabo sus misiones, dijo el almirante Valentin Selivanov, ex jefe del Estado Mayor de la Armada.

«En tiempos de paz, mantendrán a los submarinos enemigos lejos de nuestras costas», dijo a Izvestia. – En el caso de un período de amenazas, deberán descubrir áreas de despliegue de naves enemigas, de modo que después de recibir una orden sobre el inicio de las hostilidades, estas serán destruidas de inmediato. Un submarino nuclear es un serio adversario que puede causar grandes daños, por lo tanto, se debe prestar mucha atención a los medios para tratar con ellos.

La efectividad de un avión antisubmarino está determinada principalmente por el equipo, es decir, los medios de detección y destrucción. La principal fuerza de ataque debería ser con torpedos. Para destruir el submarino, una de esas municiones es suficiente, resumió el almirante.

Un nuevo avión con motores turbofan podrá pasar horas patrullando un área determinada a gran altura, controlando de forma remota los drones submarinos y de superficie. La alta velocidad de crucero le permitirá avanzar rápidamente a cualquier punto de la búsqueda. Se espera que el uso de la robótica móvil aumente drásticamente la probabilidad de detectar submarinos en comparación con las herramientas de búsqueda tradicionales.

«La cuestión de actualizar la flota de aviones antisubmarinos se ha enfrentado a la Armada desde mediados de la década de 1990», dijo el experto militar Dmitry Boltenkov. Tupolev ya había comenzado trabajos preliminares de la versión de patrulla marítima, denominada provisoriamente Tu-204P, entre el año 1996 y el 2000, momento en el cual se suspendieron los fondos para el desarrollo.

El Tu-204P ASW desarrollado por Tupolev a mediados de los 90.

Ahora en la aviación naval rusa hay tres tipos de aviones para la búsqueda y destrucción de submarinos enemigos. Para controlar la zona cercana al mar, se utiliza el IL-38, construido en la década de 1960. Según los informes de los medios de prensa, solo 15 unidades permanecen en servicio. Ocho de ellos fueron modernizados a la variante IL-38N, habiendo recibido dispositivos más avanzados. Incluso el mas antiguo avión anfibio antisubmarino Be-12 aun permanece en servicio.

El Ministerio de Defensa también anunció su intención de modernizar toda la flota de Tu-142 de largo alcance. Fueron creados sobre la base de una de las variantes del bombardero estratégico Tu-95 y heredaron de este su largo alcance y autonomía. Estos aviones son capaces de realizar una búsqueda de submarinos y reconocimiento naval a varios miles de kilómetros de la costa. Pero, según los informes, no hay más de dos docenas de aeronaves de este tipo en servicio. El pequeño número de aviones antisubmarinos limita la capacidad de la flota rusa para rastrear submarinos y buques de guerra extranjeros.

– Gastar dinero en el desarrollo de un avión especializado desde cero es un desperdicio. Especialmente cuando consideras que los requisitos básicos que se necesitan para el equipo antisubmarino son cumplidos por aeronaves civiles ”, dijo Dmitry Boltenkov a Izvestia. Los «Tupolevs» son confiables y se pueden operar literalmente como una aeronave comercial de ruta fija: vuele diariamente, sin requerir grandes costos de mantenimiento. Otros países han tomado un camino similar. Por ejemplo, Estados Unidos fabricó su avión antisubmarino Poseidón, tomando como base al avión de pasajeros Boeing 737NG.

En la foto, atrás del Su-24M y el MiG-29K, el Tu-142MZ y el IL-38N, los principales medios antisubmarinos de la armada rusa en la actualidad.

El Tu-204

El avión Tu-204/214 tiene características similares al Boeing 737-800, sobre la base de las cuales se creó el P-8 Poseidon americano. Con el Tupolev, las aerolíneas incluso operaban vuelos sin escalas desde Moscú a Vladivostok (unos 9000 kilometros de distancia). Ahora estas aeronaves no solo ayudarán a garantizar un gran tiempo de patrulla, sino también condiciones cómodas a bordo para la tripulación y los operadores de armas antisubmarinas.

– También es importante que el avión ya esté disponible. Solo se debe instalar el equipo necesario. Esto permitirá aumentar rápidamente la flota de aviación naval, – dijo Dmitry Boltenkov.

Según el registro en línea de aviones rusos, al menos 30 Tu-204/214 se encuentran actualmente en almacenamiento,debido a que las aerolíneas rusas que los encargaron no pudieron pagarlos, o se pasaron a modelos occidentales. Estos 30 Tupolev Tu-204/214 podrían convertirse en los nuevos cazadores de submarinos, debidamente modificados, sin necesidad de producir una nueva aeronave ASW especifica.

La familia de aviones Tupolev Tu-204/214 ya tiene diversas variantes creadas específicamente para las agencias de aplicación de la ley. El Ministerio de Defensa está equipado con dos aviones de reconocimiento Tu-214R. Dos aviones de reconocimiento más de la variante Tu-214ON, fueron construidos para vuelos de observación bajo el tratado internacional Open Skies. El destacamento especial de vuelo » Rossiya», que proporciona traslados al presidente y sus ministros, incluye el Tu-214 en las variantes de un puesto de mando, un relé y un centro de comunicación especial.

Uno de los Tu-204 almacenados en la planta de Tupolev, a la espera de un cliente.
Tu-204 de la aerolínea rusa Red Wings que hace un año dio de baja este modelo.

Tal vez te puede interesar: P-3C Orion para la Armada: En espera de novedades

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.