Tal como preciso Zona Militar, la Aviación del Ejército Argentino se encuentra ante el gran desafío de renovar su material de ala rotatoria en el corto y mediano plazo frente a las cinco décadas que llevan a sus espaldas los venerables Bell UH-1H y UH-1H II. Previamente se ha detallado la propuesta italiana de la empresa Leonardo y la norteamericana comercializada por Lockheed Martin y fabricada por la polaca PZL Mielec.

A las propuestas antes mencionadas se suma la realizada por la República Popular China que ofrece sus productos al requerimiento de 20 helicópteros de transporte más 12 de ataque, estos de larga data por parte de la Aviación del Ejército. Los helicópteros presentados son: el Harbin Z-9 de transporte mediano, designación OTAN Haitun, como su versión derivada Z-19, especializada en reconocimiento y ataque, a la cual se suma el más pequeño Z-10.

El Z-9 es un helicóptero de transporte mediano desarrollado y producido por Harbin Aircraft Manufacturing Corporation, que originalmente fue una versión construida bajo licencia del Eurocopter AS 365 Dauphin. Si bien el Z-9 que entró en servicio en el Ejército Popular en 1994 era una copia de su homologo francés, el fabricante ha desarrollado diversas mejoras en las nuevas variantes para aumentar sus capacidades como para responder a los requerimientos de sus compradores en el exterior. El Z-9, en su versión B, puede llevar a 10 soldados armados, con múltiples configuraciones que respondan a la misión designada, contando con un alcance de 1000 km con depósitos de combustibles auxiliares internos.

Si bien no se indico el monto de la operación, en el caso del Z-19 rondaría los 15 millones de USD por unidad. Como antecedente de una adquisición similar, el Ejército Boliviano adquirió en el año 2014 por un monto de 108 millones de USD un total de 6 unidades del Z-9, más repuestos, sin ningún tipo de armamento.

La propuesta presentada por las autoridades chinas no es la primera que recibe el Ejército Argentino. En el año 2007 se realizó una presentación del Z-11 producido por Changhe Aircraft Industries Corporation en Campo de Mayo con la posibilidad, dentro del convenio, de fabricación en Fadea, más la transferencia de tecnologías. La propuesta fue evaluada para ser luego descartada por las autoridades.

9 COMENTARIOS

  1. La posibilidad de helicópteros chinos ya estuvo presente en el matriarcado de CFK y resultó ser solo una fabrica de humo, como suele suceder con el 75% de las ofertas de armamento para las FFAA concretar algo es mas difícil que un embarazo de octillizos. Vaya uno a saber por donde pasan los intereses de los funcionarios y los políticos, por la defensa hasta ahora nada.

  2. He leído las distintas opciones la china , la italiana, la rusa, la americana, seguro aparecerá la coreana, la francesa, la alemana y la que seguro sera después de estar 35 anos en la Aviación de Ejercito es la Argentina. seguimos asi barato y sin nada nuevo por los próximos 4 8 12 o sea lo que haiga,,,

    • Pero no hay informacion sobre las caracteristicas de la aeronave. La opcion norteamericana para mi claramente es la mejor. Luego los modelos italianos son buenos tambien. La opcion china seria buena con transferencia de tecnologia y buen precio pero los pilotos no se si se sentirian muy comodos volando una heli chino jaja

  3. Las flotas de Aviación de fuerzas de Seguridad Argentinas, en un tiempo estimado de 10 años hacia adelante, tendrán una flota mayor a las de las ffaa.

  4. Me generan dudas estos helos chinos, sobre todo en su fiabilidad técnica. En todo caso preferiría los helos rusos a los chinos. Los militares argentinos tienen predilección por armas y equipos de procedencia «occidental», desdeñando los armamentos que no sean de ese origen. No creo que apoyen la idea de comprar helicópteros chinos. El tema es que el tiempo pasa y los Huey se ponen cada vez màs viejos, con el consecuente peligro para tripulaciones y pasajeros.

  5. Tanto las opciones china como rusa incluyen transferencia tecnológica, y ese detalle debería ser defenitivo en cualquier selección que se haga. Debería aplicarse en la medida de lo posible un concepto similar (a nuestro alcance, claro) a «make in India». El más interesante de todos los ofrecimientos es el ruso, que incluye la creación de un centro de mantenimiento y reparación de los modelos que se adquieran. Opinábamos en esa nota que al margen si se adquieran o no helos rusos, ese centro debería negociarse para instalarse de todas maneras, pues son muchos los helos rusos en Sudamérica, y un hándicap en contra del material ruso es que los mantenimientos mayores deben hacerse en centros autorizados, de los que realmente escasean en el sub continente (no hay). De tal guisa, Argentina de aquí en más no sólo debería negociar en cada incorporación de material que haga la transferencia tecnológica (al menos una parte que sea fabricación bajo licencia con incorporación progresiva de partes, componentes y sistemas: a lo India o Turquía), si no tambien crear centros de mantenimiento. Sería un desatino desaprovechar las capacidades instaladas en FAdeA y otras empresas tecnológicas del sector y comprar solamente productos tetminados. Por ello lo mejor sería incorporar aeronaves no por «Fuerza» (Ejército, FA, Armada, etc.) en forma separada, si no buscar modelos comunes multifuerza (en la medida de las posibilidades y compatibilidades) e intentar satisfacer sus necesidades comunes con uno o más modelos comunes, de tal manera de poder negociar las licencias con mayor fuerza. Esto independientemente del origen; pero habría que tener en cuenta asimismo el concepto estratégico global, la cuestión de la dependencia, la provisión de repuestos, asistencia tecnológica y otros asuntos no menos importantes. A nadie escapa que un proyecto semejante debe inscribirse dentro de un plan estratégico no solo de reequipamiento de las FFAA, sino de un proyecto nacional a largo plazo. Aún cuando estos conceptos pudieren ser compartidos por varios, quizá no sean más que simples deseos y no existan ni voluntad política ni fuerza política para llevar conceptos similares adelante, al menos por el momento. Aclaramos que no hablamos de presupuestos sino de conceptos y que los presupuestos deberían considerarse en esos conceptos. Saludos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.