El Jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas rusas, Valery Gerasimov, durante una sesión informativa con agregados militares de países extranjeros, informó que los aviones de combate Su-57 de quinta generación han pasado la segunda etapa de pruebas en Siria.

«Las pruebas del avión Su-57 de quinta generación continúan. Se volvieron a probar en Siria y se completaron todas las tareas planificadas», dijo el Jefe del Estado Mayor.

Asimismo, señaló que durante este año, las unidades militares y de aviación habían recibido 139 aviones modernos para su flota. Gerasimov también anunció el desarrollo planificado de las General Purpose Forces, pero todavía no se brindó demasiada información.

Por otro lado, Gerasimov, agregó que, «la experiencia de los conflictos armados recientes y las operaciones para combatir a los terroristas en Siria han dado un nuevo impulso a la mejora del sistema para derrotar al enemigo».

El Su-57 es un avión de combate multirol de quinta generación, desarrollado por especialistas de la Oficina de Diseño de Sukhoi. Este avión de combate tiene baja visibilidad y mayor maniobrabilidad, factores que le permite, según afirma el Ministerio de Defensa ruso, ser superiores a sus homólogos occidentales. También le atribuyen su éxito a los medios modernos de ataque que posee el avión. El Su-57 llegó a la base aérea de Khmeimim en Siria en noviembre de 2018.

Deja un comentario