El portaaviones chino, bautizado Shandong, fue puesto en servicio ayer en el puerto naval en Sanya, provincia de Hainan, sur de China. Es el primer portaaviones construido íntegramente en el país y se sumará al Liaoning, originalmente fabricado en Ucrania y entrado en servicio en 2012.

La construcción del portaaviones, fue iniciada en 2013 en los astilleros de Dalian y el casco finalmente fue lanzado en abril de 2017 con el nombre operativo de Tipo 001A. Desde entonces ha estado siendo acondicionado para el servicio y en mayo de 2018 comenzó a salir al mar para realizar pruebas, que este año lo llevaron incluso a navegar el estrecho de Taiwán.

El período de pruebas concluyó formalmente este martes con una ceremonia en la base naval de Sanya, en el Mar de China Meridional, y contó con la presencia del presidente Xi Jinping, quién asistió a la ceremonia de comisionamiento.

El primer portaaviones chino, el Liaoning, es un buque reacondicionado de la antigua marina soviética, que fue comprado a Ucrania en 1998 como un depósito vacío, y que entró en servicio en 2012.

Xi presentó una bandera del partido y el certificado de nombre al capitán y comisario político de Shandong, respectivamente, y posó para una foto grupal con ellos durante la ceremonia. Posteriormente, Xi abordó el Shandong y revisó a los guardias de honor. También inspeccionó el equipo a bordo y preguntó sobre el trabajo y la vida de los pilotos de aviones basados en portaaviones.

Luego prosiguió a saludar a los oficiales y soldados y firmó su nombre en el registro. El presidente chino también se reunió con representantes de la unidad de portaaviones y el fabricante.

Para finalizar, Xi elogió los logros de China en la construcción de portaaviones, los alentó a continuar sus esfuerzos para hacer nuevas contribuciones al servicio del Partido y del pueblo.

Tal vez te pueda interesar: La Armada de la India ya está lista para comenzar con la primera etapa de pruebas en su portaaviones de producción nacional

1 COMENTARIO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.