Turquía podría finalizar los términos de la entrega de un segundo envío de los sistemas de misiles S-400 desde Rusia para abril. El primer lote ya está listo para comenzar a operar, anunció Ankara este viernes.

Turquía ya ha acordado comprar dos lotes de los sistemas de defensa S-400, lo que desencadenará una crisis con Estados Unidos y posibles sanciones estadounidenses, pero Ankara está discutiendo la transferencia de tecnología y la producción conjunta con Moscú para el segundo lote.

Estados Unidos dice que los S-400 son incompatibles con las defensas occidentales y ha suspendido a Turquía del programa F-35 Lightning II porque teme que Rusia obtenga información sobre los cazas furtivos a través del despliegue de los sistemas.

Ismail Demir, jefe de la Dirección de la Industria de Defensa Turca, dijo que Ankara seguía interesada en comprar los sistemas de defensa aérea Patriot de Estados Unidos.

Otro problema para Turquía, es que, bajo las sanciones impuestas, Ankara podría ser bloqueada para comprar piezas de repuesto F-16, dijo Demir, sin embargo, tal situación liberaría a Turquía de sus obligaciones sobre derechos de propiedad intelectual y le permitiría recurrir a la producción nacional, lo cual podría terminar siendo algo beneficioso para el país.

“Si una de las partes cambia las reglas del juego, la otra parte no tendría que jugar el juego”, dijo Demir. Turquía quiere eventualmente reemplazar su flota existente de F-16 con su primer caza de desarrollo nacional, el TF-X, y está abierta a la cooperación internacional para trabajar en el proyecto, dijo Demir.

Deja un comentario