Ayer, se realizó una disertación de Seguridad Nacional y Seguridad Ciudadana en el Anexo de la Cámara de Diputados. La misma fue presidida por el Diputado Nacional, Carlos Fernández, y el invitado especial  Dr. Edgardo Buscaglia.

La consigna del encuentro fue convocar a un experto internacional para ilustrar el panorama sobre los problemas estructurales en materia de seguridad, y con ello atender a la agenda legislativa argentina.

Por su parte, el Dr. Buscaglia, invitado por varios estados para trabajar  como asesor a la hora de enfrentar y prevenir amenazas transnacionales, y como  investigador del fenómeno del crimen organizado, remarcó la importancia de tener en cuenta la agenda legislativa con la mira puesta en el futuro, en cuanto a los presentes y vacíos legales que existen. 

En un diálogo con Zona Militar, el diputado, vicepresidente de la Comisión de Defensa Nacional, dijo que: “Temas como el de la seguridad y el de la defensa, deben ser las bases de una política de Estado, ya que son problemas estructurales de cualquier Estado. Se tratan temas sobre las decisiones que tomamos hoy, que tienen impacto dentro de 5 ,10, 15 o 20 años. Por lo tanto, es imprescindible que construyamos un consenso para que más allá del tinte político circunstancial, la política tenga continuidad”. 

De cara al futuro de la defensa nacional, manifestó su aspiración por generar “una verdadera política de estado que reedite el consejo democrático que siempre caracterizaron a las legislaciones relacionadas a estos temas”. 

Por último, en cuanto al Proyecto de Ley FONDEF, planteó su deseo de que este sea “el comienzo de un proceso impresionable que tienen que tener nuestras fuerzas armadas para hacer realidad los objetivos que nosotros mismos planteamos con respecto a su desempeño”.

 

2 COMENTARIOS

  1. Primero habría que definir cual es la disponibilidad básica que debe tener la Argentina en materia de seguridad. Hasta ahora la política solo habla de sus intereses parciales y no sobre las demandas de seguridad que realmente son necesarias.
    Quién y con qué se vigilan las fronteras nacionales?…Los presupuestos para la defensa son reales o hipotéticos?…Los proyectos para la defensa tendrán una continuidad con los gobiernos?…Qué sucede con los compromisos contraídos con empresas extranjeras en materia de armamento?
    Hay más preguntas que definiciones y la nación sigue en estado de “indefención”…

  2. Sin lugar a dudas, la continuidad de una política de estado en materia de defensa, es imprescindible para no caer en la desgraciada y peligrosa situaciòn de nuestras FFAA. Se puede aprender de otros países, incluso vecinos, de cómo ciertas políticas se mantienen vigentes a pesar de los cambios de orientaciòn política del país. Este tema de seguridad, y el de defensa también, deben ser analizados por grupos de estudio interdisciplinario, así se podrían sacar conclusiones sobre las que se pueda diagramar alguna política de estado a futuro.

Deja un comentario