En la actualidad, las bases aéreas con aviones F-35 sólo pueden enlazar tantos simuladores como tengan en el sitio, normalmente hasta cuatro, pero a partir del año que viene, si se autoriza desde el Gobierno USA, los simuladores de F-35 en todo el mundo podrían interconectarse para practicar ataques coordinados a gran escala con otros usuarios en cualquier parte del mundo.

La capacidad, llamada Entrenamiento Distribuido en Misión (DMT), permitirá que un número ilimitado de simuladores de F-35 se conecten en red, permitiendo un alto nivel de entrenamiento final, lo que permitirá que todas las bases de la Fuerza Aérea de Estados Unidos conecten sus propios simuladores de F-35 con los de todas las demás bases aéreas del país.

Igualmente, se prevé que en algún momento, los simuladores F-35A también podrán conectarse regularmente con cualquier otro simulador de avión que pueda ser soportado en la misma red. Ya se han probado conexiones con simuladores de F-16, F-22 y Awacs E-3, y según comenta Chauncey McIntosh, vicepresidente de entrenamiento y logística de Lockheed para el F-35, «Casi todas las semanas realizamos escenarios de prueba con plataformas adicionales. Estamos realizando conexiones de prueba y todo tiene buena pinta.»

Simulador de F-35


Lockheed tiene un contrato para suministrar DMT a la Fuerza Aérea, la Marina y el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos, así como al Reino Unido. Sin embargo, debido a que todas esas entidades ejecutan sus simuladores F-35 a bordo de redes diferentes, no podrán conectarse con variantes de otros servicios.

Mientras que Nellis está programado para recibir DMT a principios del próximo año, la oficina del programa conjunto F-35 y Lockheed todavía están discutiendo el calendario para más despliegues a otras bases y servicios.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.