En el Día Mundial de la Lucha contra el Sida, IOSFA promueve a que las personas se realicen el test de VIH y otras infecciones de transmisión sexual. Estas pruebas brindan una oportunidad única de conocer su estado de salud y les permiten iniciar rápidamente el tratamiento que puede salvarles la vida.

Lo que hay que saber:

  • En Argentina se estima que 120 mil personas tienen VIH. 
  • Varios estudios revelan que hasta un 30% de las personas infectadas en el país podrían desconocerlo y que el 28% no recibe ningún tipo de tratamiento debido a que no sabe su situación. 
  • Cada año se registran 6.500 nuevos diagnósticos de VIH.
  • La principal vía de transmisión son las relaciones sexuales sin uso del preservativo (98%).
  • De cada 100 bebés que nacen de madres con VIH, cinco tienen la infección.

¿Por qué es importante hacerse el test de VIH?

  • Porque el HIV puede no presentar síntomas y el test es la única forma de detectarlo.
  • En caso de contraer HIV, te permite comenzar el tratamiento lo más rápido posible y  tener una excelente calidad de vida.
  • Porque siempre es mejor saber.

¿Quiénes deben hacérselo?

  • Las personas que atravesaron una situación de riesgo. Es decir: que tuvieron relaciones sexuales anales, orales y vaginales sin preservativo, o si se rompió, salió, deslizó, con alguien cuyo diagnóstico no conocen. Recordá que tenés que esperar un mes desde la situación de riesgo para hacértelo, porque antes de ese período los anticuerpos del VIH no son detectados y el test puede resultar negativo incluso aunque el virus esté en la sangre.
  • Personas embarazadas y sus parejas.

¿Cómo se transmite el VIH?

  • El VIH se encuentra en la sangre, el líquido preseminal, el semen, los fluidos vaginales y la leche materna. El VIH se transmite a través del contacto de estos fluidos con las mucosas o el torrente sanguíneo de otra persona.

¿Cuáles son las vías de transmisión?

  • Vía sexual: por relaciones sexuales vaginales, anales u orales, entre personas del mismo o diferente sexo sin protección. El paso del virus en las relaciones sexuales se realiza a través de las lesiones o heridas microscópicas que se producen durante la penetración y otras prácticas sexuales, por donde los fluidos de quien tiene el virus ingresan al cuerpo de la pareja.
  • Vía sanguínea: por contacto con sangre al compartir jeringas para el uso de drogas o cualquier otro elemento cortante o punzante.
  • Vía perinatal o vertical: de la persona gestante al hijo durante el embarazo, el parto y la lactancia. Es la principal vía de transmisión del VIH en niños. De no recibir el tratamiento y atención médica adecuada, una persona con VIH tiene un 30% de posibilidades de dar a luz a un bebé con VIH. Con tratamiento y atención médica, el riesgo de transmisión del virus al bebé es casi nulo.

Desde IOSFA entendemos que solo se podrá poner fin al VIH, si se trata a la salud como un derecho primordial, de modo que la atención sanitaria de calidad esté disponible y sea accesible para todos.

¡Apoyanos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.