Como es sabido, el resultado de las elecciones presidenciales tuvo su impacto a lo largo y ancho de la política nacional. Y como es lógico, Defensa ha sido una de las carteras afectadas, principalmente por los diversos proyectos en curso tendientes a la adquisición de material para las Fuerzas Armadas. Un ejemplo es el caso de los P-3C Orión, aeronaves de patrulla marítima que desde hace rato son requeridos por la Aviación Naval para cubrir el vacío dejado por los P-3B Orión. Las negociaciones para incorporar a los Orión en su versión Charlie, confirmadas por la Armada Argentina y en avanzado proceso, fueron puestas en pausa hasta que se definan las nuevas autoridades del Ministerio de Defensa.

Tal como hemos informado en los últimos años, el Comando de Aviación Naval ha perdido paulatinamente su capacidad de exploración debido al deterioro que han sufrido los P-3B Orion TACNAVMOD pertenecientes a la Escuadrilla Aeronaval de Exploración. La situación de la flota llegó a casi una parálisis total por diversas causas: la falta de definiciones referida a la modernización que se estaba realizando en FAdeA «Brigadier San Martín» (con los trabajos de revitalización y PMI paralizados desde hace varios meses en el 6-P-56, unidad que estaba completada en más de 60%); la aparición de novedades estructurales en las otras aeronaves, lo que significó un obligatorio parate hasta que se pudieran resolver las mismas; y la siempre presentes limitaciones presupuestarias. El Comando de Aviación Naval perdió de esta manera una de sus principales capacidades, con sus lógicas consecuencias para los intereses nacionales ha resguardar.

Como es sabido, la Armada Argentina ya a evaluado el material ha adquirir y el mismo incluso ha sido incluido en el proyecto de presupuesto 2020. Los P-3C Orion en cuestión son aeronaves que se encuentran en pleno proceso de reemplazo en la US Navy (por el Boeing P-8A Poseidon), habiendo sido el Patrol Squadron 40 (VP-40) Fighting Marlins el último escuadrón de la fuerza activa en retirar sus Orión.

Los próximos meses serán de vital importancia para saber si el proyecto sigue en marcha o se pone en pausa o se cancela. Lo que si es seguro, es que hasta que no llegue un medio acorde, la Argentina estará renunciando al control de un espacio vital para los intereses nacionales.

3 COMENTARIOS

  1. Creo que con un solo ejemplar no alcanzaría. Parecen más adecuadas las 4 o 5 unidades que pensaban comprar. Un solo aparato puede quedar fuera de servicio por mantenimiento, aun de escalones inferiores, dejando a la armada sin patrullaje marítimo. Esperemos que el próximo gobierno concrete la compra, estos patrulleros son muy necesarios para una capacidad esencial para proteger nuestro mar.

  2. LO QUE SE NECESITAN SON ENTRE 8 C295 PERSUADER MPA Y 4 C295 AEW&C Y NO OTRA COSA, EL P3 SEA LA VERSION B, C O LA QUE SEA SON AVIONES DE SEGUNDA MANO CON MUCHIIISIIIMOS AÑOS ENCIMA, NECESITAMOS AVIONES NUEVOS, ADEMAS NO ES UN PRECIO ASTRONOMICO LO QUE SALE, SON APROX. 500-600 MILLONES DE DOLARES

Deja un comentario