La verdadera historia detrás del caza Nesher israelí, el Mirage 5 construido por Rockwell (y no por IAI)

1

Por Tom Cooper para The Aviation Geek Club

Los 51 Mirage 5J  y 10 Mirage 5DD fueron entregados a Israel en 1970 y llegaron a bordo de los transportes C-141 Starlifter de la USAF, siendo ensamblados por un equipo de ingenieros de Rockwell en lo que en ese entonces era ‘Industrias de aviones israelíes (IAI – Israeli Aircraft Industries)’.

Algunos mitos permanecen persistentes sin importar cuánto se demuestre que son falsos. Quizás el mejor ejemplo es el mito sobre el caza “Israel Aircraft Industries Nesher” supuestamente un caza Mirage 5 “hecho en Israel”.

Claro, Israel hizo un pedido de 50 de estos cazabombarderos basados en el Mirage IIIE en 1966; y luego de la Guerra de los Seis Días de 1967 Francia impuso un embargo y confiscó todos los aviones; por lo que esas aeronaves entraron en servicio con la Fuerza Aérea francesa como Mirage 5F, pero ahí es donde termina la realidad.

El resto de la historia conocida es poco más que un mito: muchos de los que tienen la menor idea sobre este asunto adoran insistir en que Israel también pagó por estos aviones, pero nunca los obtuvo, y que Francia nunca devolvió el pago.

Supuestamente, Israel luego “resolvió el problema a través del espionaje” y “aprendió” a hacer Mirages con la ayuda de “espías” tales como Alfred Frauenknecht (un ingeniero suizo que trabaja en una compañía involucrada en la producción de licencias de Mirage en Suiza), etc., etc. , etc.

En primer lugar, no: no es verdad que los franceses se hayan quedado con el dinero y que nunca lo hayan devuelto. Sí, el acuerdo original por 50 Mirage 5J se canceló en 1968, pero París y Tel Aviv luego negociaron la devolución de los pagos israelíes. Concluidas en febrero de 1972, las conversaciones relacionadas resultaron en que Francia devolviera 32 millones de francos franceses pagados por este lote de aviones.

En segundo lugar, la historia sobre Alfred Frauenknecht entregando “planos” para Mirages a Israel fue otro encubrimiento: Frauenknecht estaba trabajando en cuestiones relacionadas con el motor, para una empresa suiza involucrada en la producción local de Mirage IIIS, y estaba fuera de su alcance el proporcionar la asistencia técnica y las especificaciones de producción para el Mirage 5J.

Realmente…. En enero de 1968, Rockwell International llegó a un acuerdo con Dassault para que otro lote de Mirage 5J fuera entregado a Israel. Para ocultar mejor la historia, los fuselajes fueron fabricados por Aerospatiale, las alas por Reims-Cessna, mientras que los motores fueron fabricados por SABCA, una subsidiaria belga de Dassault.

Los 51 Mirage 5J y 10 Mirage 5DD fueron luego entregados a Israel a bordo de los transportes C-141 Starlifter  de la Fuerza Aérea de los EE. UU. , en 1970, y ensamblados por un equipo de ingenieros de Rockwell en lo que mientras tanto eran “Industrias Aeronáuticas Israelíes”.

No, esto no es un “descubrimiento de Tom Cooper”: la historia de la entrega y el montaje de Mirages de fabricación francesa en Israel se publicó en la revista estadounidense Wings, en 2001, en una entrevista con el diseñador de aviones estadounidense Gene Salvay.

Salvay trabajaba para North American desde la Segunda Guerra Mundial y participó en la creación de tipos como B-25, F-86, F-100, etc. A mediados de la década de 1960 (después de la cancelación del interceptor XF-108 Rapier), North American fue comprada por Rockwell, originalmente una empresa especializada en la fabricación de repuestos de automóviles, que mientras tanto tenia fuertes intenciones de expandirse, por lo que también lanzó la producción de repuestos de automóviles en Israel.

En 1970, Salvay era uno de los principales diseñadores de aviones en los Estados Unidos. Por lo tanto, Rockwell lo envió a Israel para ayudar a instalar el motor General Electric J-79 en el fuselaje del Mirage. Así es como fue testigo de la entrega y montaje de los Mirage 5J por técnicos estadounidenses en IAI.

De hecho, así es como Salvay luego diseñó el Kfir , con bastante ayuda de Lockheed y Dassault, antes de regresar a los EE. UU., donde diseñó el bombardero B-1 (entre otros).

El resto de la historia fue desenterrada por Albert Grandolini en Francia, mientras que David Lednicer tomó la foto adjunta a continuación, que muestra la placa del fabricante del primer Mirage 5J (que se exhibe en el Museo de la Fuerza Aérea de Israel en Israel).

Por supuesto, todo esto es un asunto bastante emocional para los israelíes interesados. Como era de esperar, incluso los “investigadores más autorizados” todavía insisten en que “solo el primer Nesher”, fue “hecho en Francia”.

En realidad, la historia de la participación de Dassault con el IAI recién comenzaba: en Sudáfrica es un “secreto público” cuántas partes de ‘IAI Kfir’ se adquirieron para obtener los cazas Cheetah en los años 80 y 90, las cuales también se “hicieron en Francia”.

Mas información sobre este tema en este enlace del foro Zona Militar.

1 COMENTARIO

  1. Se desprende de este artículo que la historia de espionaje del servicio secreto israelí consiguiendo los planos del Mirage 5, también es un invento. Es difícil de aceptar que el Nesher, nuestros futuros Dagger/Finger, serían franceses de nacimiento y no israelíes. Duro golpe a la reputación histórica de IAI. ¿que se pretendía con la historia inventada de los Nesher hechos en Israel?

Leave a Reply