Los miembros de la Fuerza Aérea de los EE. UU. utilizaron el Advanced Test High Energy Asset o ATHENA por sus siglas en inglés, para derribar una variedad de drones.

La prueba de su nueva tecnología de armas láseres, fue realizada en una base de Lockheed Martin en Fort Sill, Oklahoma. Allí, se puso a prueba el sistema de armas ATHENA teniendo como objetivos drones de ala fija y rotatorios.

“Hemos visto en noticias recientes que este tipo de solución de arma láser es esencial para disuadir las amenazas de vehículos no tripulados, por lo que es un momento emocionante para nosotros”, dijo Sarah Reeves, vicepresidenta de programas de defensa antimisiles en Lockheed.

Para la prueba, se utilizó un sistema de comando y control y un sistema de radar para rastrear los drones enemigos en escenario de combates representativo. Luego utilizaron el láser de alta energía, ATHENA, para rastrear y atacar a los aviones no tripulados.

Las pruebas anteriores también han demostrado que ATHENA es un sistema de armas efectivo, incluida una prueba de 2017 en White Sands Missile Range en Nuevo México, que incluyó el derribo de cinco vehículos aéreos no tripulados Outlaw.

La prueba de 2017, dijeron los funcionarios de Lockheed en ese momento, ayudó a validar los resultados de los modelos y las pruebas que la compañía realizó en sus propios rangos de prueba.

El Departamento de Defensa ha invertido en el desarrollo de una variedad de sistemas de armas basadas en láser en los últimos años, incluido el prototipo láser montado en el vehículo CLaWS de Boeing que ha sido probado por el Cuerpo de Marines de los EE. UU. para la Fuerza Aérea.

Leave a Reply