Estados Unidos construyó una base aérea en Níger, valuada en USD 110 millones, cuyo propósito será realizar operaciones antiterroristas utilizando drones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento (ISR). Este pasado viernes, el Ejército anunció finalmente, que la base se encuentra lista para comenzar con las operaciones.

«Estamos trabajando con nuestros socios africanos e internacionales para contrarrestar las amenazas de seguridad en África occidental», notificó en un comunicado, el Comando de África de Estados Unidos (AFRICOM), comando encargado de supervisar las operaciones de Estados Unidos en el continente. «La construcción de esta base demuestra nuestra inversión en nuestros socios africanos e intereses mutuos de seguridad en la región».

La base se denomina Nigerien Air Base 201, y está ubicada en la región desértica de Agadez, un área de tránsito estratégico para migrantes. Tanto los aviones estadounidenses como los de Níger, usarán las pistas para lanzar activos aéreos armados y desarmados contra extremistas que operan en el oeste y norte de África, dijo AFRICOM en el comunicado.

Si bien la base construida por los EE. UU. estará bajo el control de Níger, las fuerzas estadounidenses tendrán un uso exclusivo de alrededor del 20 por ciento de la base de aproximadamente 9 millas, dijeron los oficiales militares estadounidenses al medio de noticias Stars and Stripes.

Se esperaba que la base estuviera operativa en 2018, pero la temporada de lluvias y otras «complejidades ambientales» causaron retraso, dijo un funcionario estadounidense al medio The Air Force Times.

Aquí hay algunos detalles clave sobre la Base Aérea 201 de Níger:

Se estima que alrededor de 600 aviadores de la Fuerza Aérea de EE. UU. se desplegarán para recorridos de seis meses.

Asimismo, según afirma el medio de noticias Stars and Stripes, la construcción también ha beneficiado a los locales de Níger. Estados Unidos gastó alrededor de USD 10 millones solamente en el asfalto para la base, además, se utilizó mano de obra local para realizar los trabajos diarios en la base, como por ejemplo, las operaciones en las instalaciones del comedor.

Por otro lado, en un nuevo informe publicado el viernes pasado por el Departamento de Estado, funcionarios estadounidenses dicen que grupos terroristas, como Boko Haram e ISIS, continúan operando en la región. Los analistas estadounidenses dicen que los elementos terroristas han proliferado debido al limitado presupuesto militar de Níger.

Por este motivo, desde 2013 las tropas estadounidenses en Níger ha ido aumentando. Ese año, el presidente Barack Obama anunció que 100 miembros del servicio estadounidense se desplegarían en Níger para la «recopilación de inteligencia».

Aproximadamente 800 tropas estadounidenses estaban operando en Níger en 2018. El terreno y sus fronteras con Chad y Malí, hacen del país una ruta de tránsito óptima para los militantes terroristas que buscan viajar a Europa, según el Departamento de Estado.

En 2018, AFRICOM anunció públicamente que había comenzado a desplegar drones armados en una base separada, denominada Base Aérea 101, cerca de la capital de Niamey.

Deja un comentario