La noticia fue primicia del presidente Donald Trump: Acostumbrado al uso de redes sociales, el primer mandatario de los Estados Unidos fue el encargado de brindar los indicios iniciales sobre la operación militar que terminaría con la vida del líder del estado islámico, Abu Bakr al Baghdadi. En una posterior conferencia de prensa, Trump abordaría algunos de los pormenores del raid realizado por las Tropas de Operaciones Especiales norteamericanas en la provincia siria de Idlib. Entre los detalles mencionados, resaltó que durante la operación fue clave el accionar de un Perro de Guerra perteneciente a las TOE a la hora de perseguir, localizar y eliminar a al Baghdadi.

Con el paso de los días, la atención se fue centrando en diversos aspectos, entre ellos el estado del perro multipropósito, el cual resultó el único herido norteamericanos durante las acciones de búsqueda y captura. Fue el mismo Trump (nuevamente por redes sociales) el encargado de desclasificar una foto del «perro maravilla», aunque omitió dar su nombre… En la imagen publicada se aprecia un alegre ejemplar de Malinois Belga, raza ampliamente difundida entre la comunidad de TOE para la tarea de perro de guerra multipropósito. Centenares de Malinois han participado y participan a diario en este tipo de operaciones, teniendo como antecedente a Cairo, el Malinois que brindó asistencia durante la operación «Neptune Spear» la cual finalizó con la eliminación de Osama Bin Laden en Abbottabad, Pakistán.

Tal como mencionamos oportunamente, los Perros de Guerra se han convertido en una herramienta esencial para las FFAA en las últimas décadas (principalmente en la lucha contra el terrorismo), siendo utilizados para tareas de vigilancia, búsqueda de personas y explosivos, acompañante terapéutico, etc. Las Tropas de Operaciones Especiales fueron las primeras en explotar todas estas capacidades en su conjunto con la adopción de los denominados Perros Multipropósito. Estos perros, al igual que sus congéneres humanos, deben pasar por una estricta selección y entrenamiento antes de formar el binomio con su guía, y posteriormente atravesar un estricto proceso de entrenamiento con actividad casi constante, a la par de la que debe realizar su «humano»: lanzamiento desde aviones/helicópteros, operaciones marítimas/fluviales, acostumbrarse a las sesione de tiro, etc. La raza predominante en esta categoría es el Malinois Belga o cruza de estos con el Ovejero Alemán. Los Ovejeros (Alemanes y Belgas) y el Malinois Belga (estos últimos favorecidos principalmente por no ser propensos a la displacia de cadera) son generalmente los preferidos para tareas  que requieren un importante grado de agresividad y capacidad de aprensión. Su coraje y lealtad así como sus habilidades (olfato y agresión) los hace ideales para el trabajo de perros de guerra. Su misión generalmente consiste en rastrear humanos y/o explosivos (con o sin correa) así como trabajos de captura, tal como se realizó este fin de semana en Idlib.

1 COMENTARIO

Deja un comentario