Nota de Editor: El artículo original fue redactado en noviembre de 2018, pero los acontecimientos actuales le brindan vigencia al análisis realizado.

USA anunció que se retira del tratado de INF para la no proliferación de armas nucleares de mediano alcance. Sumado al cambio de doctrina en lo que respecta a aumentar el tamaño de unidades blindadas para hacer frente a unidades blindadas de Rusia-China y el fortalecimiento de presencia militar en países satélites de Rusia, el inicio de Trident Juncture (el mas grande hecho en la historia), el despliegue de F-35 norteamericanos a Noruega, Israel y de envió sistemas de artillería antiaérea S-400 ruso a China, Siria e India y el fortalecimiento del sector militar oeste de Rusia con base en San Petesburgo indica que todo se estaría encaminando a una nueva “guerra fría” y con posibilidad de escalamiento.

La problemática de salir del INF es que existe ahora la posibilidad de instalar armas nucleares de corto y mediano alcance en países satélites cercanos a Rusia. Respecto a las unidades blindadas, el US ARMY paso dos divisiones de infantería a unidades blindadas para intentar equiparar y hacer frente a las unidades blindadas que tiene Rusia y China.

Estamos presenciando un cambio de doctrina en donde el armamento pesado vuelve a tener un rol importante en la guerra. No contento con ésto, el US ARMY incrementó el cupo de soldados 2018 para llegar a 80 mil reclutas, pero no llego a ese numero por 10 mil. El US ARMY esta incrementando números de la tropa e intenta equiparar fuerzas con unidades blindadas rusas. Rusia presentó recientemente el T-14 ARMATA, el cual tiene un sistema de protección para armas antitanques llamado APS(Active Protection System), lo que deja a los países NATO sin posibilidad prácticamente de tener una defensa antitanque. En términos de tanques, en Europa el único país que podría tener un tanque para hacer frente al T-14 Armata es Alemania, pero el Leopard 2 es viejo y por eso están desarrollando el Leopard 3 que sería el tanque mas poderoso del “oeste”.

El punto neurálgico donde se nota la mayor tensión es en Noruega, donde llegarán los F-35 como dijimos anteriormente y dónde desde el año 1981 existe el programa Marine Corps Prepositioning Program-Norway (MCPP-N) que consiste en acumular armas, municiones y vehículos en grandes cantidades escondidos en varias cuevas en las montañas de Noruega. En el año 2015, y debido a las tensiones con Rusia, se incrementó el stock de armamento, municiones y vehículos.

La OTAN y sus miembros saben que al momento le sería imposible equiparar a Rusia en cuanto a armamento, por eso la demostración de fuerza con el ejercicio combinado Trident Juncture. Por su parte, Rusia intenta ayudar a Venezuela a generar un programa con el fin de poder estabilizar al país en materia económica y está en tratavias para ofrecer un crédito de 38 millones de euros a Cuba para la compra de armamento ruso.

Las tensiones a nivel mundial continúan creciendo, y si bien todo ésto nos parece muy lejano, las grandes potencias mueven sus piezas como un ajedrez para controlar los mares del sur, las reservas de agua dulce en territorio argentino, Patagonia y el yacimiento petrolífero de Vaca Muerta en la provincia de Neuquén. No es casualidad que los Mapuches con representación en Inglaterra actúen en Río Negro y Neuquén, que los chinos tengan una base con una súper antena espacial en Neuquén y que USA quiera instalar una base también en Neuquén. Vaca muerta es una de las reservas de shale oil más grandes del mundo. La superantena china está bajo el paraguas del PLA (Peoples Liberation Army) de China, con uso dual civil y militar, por lo que USA está muy preocupado ya que cree que la antena puede ser usada para interferir/atacar satélites norteamericanos.

Vaca Muerta es de tal importancia «estratégica», que luego de los atentados con drones explosivos a las instalaciones petroleras de Arabia Saudita que produjo una merma en la producción mundial de petroleo con la consiguiente inminente suba del crudo, Patricia Bullrich desde el Ministerio de Seguridad ordenó a la Gendarmería Nacional Argentina custodiar los yacimiento e instalaciones en Vaca Muerta.

Es por ésto que Argentina está sufriendo un conflicto armado de 5ta generación que tiene como fin la destrucción de la voluntad del individuo para luego pasar a un conflicto armado de 4ta generación.


Se prevé que la economía Argentina llegue a su pico negativo máximo en 2020 con una continua caída del Producto Bruto Interno (PBI) lo que siguiendo el ritmo de aumento de las tasas de pobreza que se miden de manera semestral, llegaría cercano al 50% de la población, en un contexto social precario, con una baja del PBI per cápita muy grande, gran déficit fiscal, niveles educativos bajos un contexto inflacionario muy elevado, sin crédito externo para poder llevar a cabo las reformas estructurales necesarias para sacar el país adelante, y con una abultada deuda a pagar. El default que hoy es selectivo, parece que el año que viene sera default total.

En este contexto, y a sabiendas que Argentina ya esta inmerso en el medio de un conflicto de intereses entre las superpotencias, aparece el Foro de San Pablo dictando políticas a seguir para todos los movimientos de izquierda latinoamericanos. Siguiendo los incidentes en Chile, el mandatario venezolano Nicolas Maduro y el número dos del chavismo, Diosdado Cabello, públicamente anunciaron que » Foro de Sao Pablo, el plan va en pleno desarrollo» y que «Es apenas la brisita, se viene un huracán», haciendo referencia a las recientes protestas en Chile, Ecuador y remarco el descontento social que hay en Argentina, Perú y Colombia.

Comenzamos el artículo hablando de la escalada bélica remota en Europa y parte de Asia y terminamos el artículo dándonos cuenta que no hace falta ir tan lejos, Argentina está peleando su batalla final, la que puede cambiar para siempre a nuestro país tal cual lo conocemos. Acostumbrados a que “nada cambia en Argentina”, todo cambia en realidad tan rápido que no nos damos cuenta. El “cambio” llego para quedarse, pero no es el cambio que vos y yo esperábamos.

Sobre el Autor: José Abdala, ex-oficial del Grupo de Operaciones Especiales de la Fuerza Aérea Argentina. Actualmente se desempeña como asesor y analista de Defensa.

Deja un comentario