Los primeros aterrizajes y despegues del F-35B en el nuevo portaaviones HMS Queen Elizabeth fue un éxito, según informó este lunes, el Ministerio de Defensa británico.

Los ejercicios, realizados durante el fin de semana cerca de la costa este de los EE.UU., involucraron a los aviones de combate F-35B Lightning de la Royal Navy y se organizaron para demostrar la compatibilidad «de extremo a extremo» de los aviones de combate de la próxima generación con el nuevo portaaviones, encargado en diciembre de 2017.

El ejército británico tiene 17 variantes del F-35, la primera de las cuales llegó en 2017.

Los aterrizajes, despegues y «hovering of the short-takeoff-and-landing» del F-35B, fueron parte de los ensayos de despliegue del grupo de ataque de portaaviones «Westslant 19», dijo el ministerio en un comunicado.

El grupo de portaaviones que escoltará al HMS Queen Elizabeth, una vez que el buque se declare completamente operativo, incluirá el destructor HMS Dragon, el cazador de submarinos HMS Northumberland, el buque tanque RFA Tideforce y los aviones Merlin y Wildcat.

Imagen de portada cortesía del Ministerio de defensa del Reino Unido.

Deja un comentario