Imagen cortesía de UPI News

La Fuerza Aérea de EE. UU. reactivó su 420 ° Escuadrón de Prueba de Vuelo en la Base de la Fuerza Aérea Edwards, California, para planificar y analizar las pruebas de vuelo del nuevo bombardero B-21 Raider.

El primer bombardero Raider B-21, el reemplazo de próxima generación para los aviones B-1 y B-2, se está desarrollando en las instalaciones de Lockheed Martin en las cercanías de Palmdale, California.

“El primer vuelo del Raider lo llevará de Palmdale a Edwards AFB, donde el legado de excelencia continuará con la reactivación del 420° Escuadrón de Prueba de Vuelo”, dijo el secretario interino de la Fuerza Aérea, Matthew Donovan, en un comunicado.

Ese legado incluye el primer vuelo del bombardero B-2 Spirit, que salió de Palmdale en 1989 y llegó a la Base de la Fuerza Aérea Edwards 112 minutos después.

El avión en forma de ala, está destinado a ser el próximo bombardero estratégico sigiloso de largo alcance para la Fuerza Aérea de los EE. UU., capaz de entregar armas convencionales y termonucleares. La Fuerza Aérea planea tener eventualmente 100 unidades de los nuevos bombarderos.

Se espera que el B-21 entre en servicio para 2025, y con el tiempo, irá reemplazando el B-1 Lancer y el B-2 Spirit. La primera ubicación operativa del nuevo bombardero, incluida su unidad de entrenamiento formal, tendrá su sede en Ellsworth, dijo la Fuerza Aérea en marzo.

Publiidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.