El pasado 4 de noviembre, la empresa cordobesa FixView presentó en la III Brigada Aérea el primer ejemplar del Pod de Observación Aérea (POA), sistema electro-óptico que se encuentra en pleno desarrollo y que formará parte la suite de sensores con la que se pretende dotar al IA-58 Fénix.

Tal como se desprende de un reciente video publicado por FixView, al POA lo compone el ya probado gimbal multisensor FV-300 (giro-estabilizado en 4 ejes), el cual está integrado a una barquilla portante. En esta última se acomodarán todos los componentes necesarios para el sistema, tales como transmisor Tx Video, el sistema de referencia de actitud y rumbo (AHRS), computadora, data logger y batería. El POA cuenta con un sistema de montaje compatible al estándar OTAN de 14″, no requiriendo de conexiones por cableado.

El video, que describe las características mas sobresalientes del POA, también brinda algunos avances sobre como será la configuración del interfaz directo, tales como la disposición del monitor inalámbrico y la del controlador militarizado, ambos montados en el puesto del co-piloto y que a simple vista no requerirán mayores modificaciones en el cockpit.

Un sistema multisensor de este tipo se convierte en uno de los elementos esenciales para una plataforma de inteligencia, vigilancia y reconocimiento, ya que su capacidad stand-off permite adquirir y trackear objetivos a la distancia, tanto de día como de noche, bajo todo tipo de condiciones meteorológicas. Operando en conjunto con otros sistemas de armas aéreos y terrestres, el IA-58 Fénix se puede convertir en un eslabón esencial para la Vigilancia y Control del Aeroespacio Nacional (ante la falta de este tipo de medios pese a algunas intenciones previas), esfuerzo que se viene realizando principalmente en la frontera norte del país. Pese a que el proyecto aún se encuentra en su etapa inicial y en espera de mayores definiciones (al OVX-501 aún le resta finalizar con los ensayos en vuelo), resultará poco usual ver al Pucará alejado de sus usuales funciones de ataque, mas con las nuevas capacidades por adquirir…

Por su parte, el POA representa una vez más la importancia de la I+D (sumado a la mano de obra) nacional, y de como resulta necesario que la industria de la defensa local cuente con el apoyo necesario para su fortalecimiento. Así como el POA nace para el IA-58 Fénix, no sería descabellado pensar que en un futuro se lo pueda integrar a otras plataformas de las FFAA y FFSS.

5 COMENTARIOS

  1. Muy buen articulo..
    Agrego otra info para «sumar», toda la carcasa de material compuesto es construida por otra PyME cordobesa a pedido de FixView.
    Se denomina AERODELTA, realiza trabajos en materiales compuestos y también desarrolla UAV..

  2. Consulta, el IA-58, con tanques suplementarios de combustible, cual es el alcance maximo de autotraslado…lastima inutilizar el soporte central con la camarita….!!!

  3. Bien por esta empresa argentina, produciendo material de tecnología de punta. Podemos producir cosas mucho màs complejas que limones o vaquitas.

  4. El Pucará requería de estas actualizaciones para seguir prestando servicios en la FAA, sobretodo teniendo en cuenta que la FAA y el EA no poseen helicópteros artillados con estos adelantos.

Deja un comentario