La compañía Pratt & Whitney recibió más de USD 2 mil millones en una modificación de contrato previamente otorgado para el sistema de propulsión de aviones de combate F-35.

El contrato anunciado el lunes por el Departamento de Defensa, exige la producción y entrega de sistemas de propulsión para el avión de combate Lockheed Martin F-35 Lightning II, incluidos las unidades para la Fuerza Aérea, para el Cuerpo de Marines y para la Armada.

La compañía también entregará a los participantes del Departamento de Defensa no estadounidenses y clientes de Ventas Militares Extranjeras, piezas y materiales asociados con los sistemas de propulsión. Se espera que el trabajo en el contrato finalice en febrero de 2023.

Pratt & Whitney ha retrasado crónicamente la entrega de motores para el programa F-35 y la Agencia de Gestión de Contratos de Defensa lo colocó bajo una «Solicitud de Acción Correctiva», citando el «bajo rendimiento de entrega» para el lote de motores.

Se espera que el programa F-35, de USD 428 mil millones, entre en producción a tasa completa, el próximo año. Siendo está, la fase más lucrativa del programa de armas, para los contratistas.

Una fuente cercana al programa dijo que el avión de combate no completará su fase de prueba operativa formal, ya retrasada este otoño, debido a un revés en el proceso de prueba. El revés implicó una fase inacabada del entorno de simulación conjunta, según la fuente.

El JSE proyecta el clima, la geografía y el alcance, lo que permite a los pilotos de prueba demostrar las «capacidades completas de la aeronave contra el rango completo de amenazas y escenarios requeridos», según un informe de 2015 del Director de Pruebas y Evaluación Operativa.

Pratt & Whitney recibió un contrato de por USD 3.4 mil millones en junio para motores F-35, en ese caso 233 sistemas de propulsión, más de la mitad de los cuales son para clientes de Ventas Militares Extranjeros y no participantes del Departamento de Defensa.

El F-35 Lightning II es un avión de combate de un solo asiento y un solo motor con un alcance de más de 1.350 millas con combustible interno, presentado a la Fuerza Aérea en 2016.