OSLO, Noruega – Para aquellas armadas que buscan gastar menos al comprar y operar buques de guerra, la compañía de defensa noruega Kongsberg cree que puede tener la respuesta.

Kongsberg ha dado detalles de un nuevo diseño de buque de guerra multiusos que, según la compañía, utiliza ampliamente sistemas comerciales y se puede construir en astilleros comerciales por mucho menos dinero y en menos tiempo que los buques de guerra tradicionales (en la fotografía vemos el diseño del Vanguard que fue dirigido por la consultora marítima noruega Salt Ship Design, Kongsberg)

Con el paulatino incremento de los costos adquisición de buques de guerra cada vez mayor, el brazo de defensa de Kongsberg está presentando su diseño Vanguard como una forma de ahorrar dinero a través de una reducción de costos del ciclo de vida del 50 por ciento.

Vanguard tendrá lo que es efectivamente una capacidad plug-and-play, que permite que la embarcación multipropósito transporte ciertos contenedores, que cumplen con las pautas de la Organización Internacional de Normalización, con equipos para intercambiar misiones tan diversas como levantamiento hidrográfico a antisubmarino, negación de área y otros roles en cuestión de horas.

Kongsberg tradicionalmente no construye ni diseña buques de guerra. La compañía noruega es más conocida en el sector de la defensa por ser pionera en el uso de armas remotas para vehículos terrestres y el desarrollo del misil de ataque conjunto de superficie a superficie para su uso en el avión de combate F-35.

El trabajo de diseño en la plataforma fue dirigido por la consultora marítima noruega Salt Ship Design. Es el primer programa militar importante de la compañía, ya que se había centrado anteriormente en trabajos complejos de diseño de buques comerciales en el sector de energía en alta mar, entre otros mercados.

Kongsberg y Salt han estado colaborando en el proyecto por más de dos años. Los ejecutivos de Salt dijeron que el trabajo conceptual estaba más o menos terminado, y ahora se dedican al trabajo de diseño inicial.

Vanguard ha sido equipado con equipos Kongsberg como un sistema de puente comercial superpuesto con especificaciones militares. Pero los funcionarios de la compañía dijeron que la flexibilidad para instalar otros sistemas para cumplir con los requisitos del cliente es un elemento clave del programa.

El equipo de base de los barcos es suministrado principalmente por Kongsberg Defense Systems. Su empresa asociada, Kongsberg Maritime, es un jugador importante en el sector marítimo comercial y, a principios de este año, adquirió la firma Rolls-Royce Commercial Marine de Gran Bretaña.

Frank Tveiten, vicepresidente de sistemas integrados de defensa naval de Kongsberg, dijo que Vanguard ha despertado el interés de clientes potenciales y astilleros.

“Lo hemos probado en el mercado con reacciones muy positivas. El buque de guerra de referencia equipado con sistemas y sensores Kongsberg es sustancialmente más barato que otros buques de guerra. Va a sacudir un poco el mercado «, dijo.

Tveiten dijo que las economías se extendieron más allá de las adquisiciones con niveles de personal tan bajos como 16-20 personas, y un requisito de velocidad que resulta en un consumo de combustible muy bajo.

Según los ejecutivos de Salt, el tiempo de construcción para una Vanguard en un astillero comercial podría ser de tan solo dos años.

Los ejecutivos de Kongsberg dijeron que Vanguard se adaptaría a las Armadas de países emergentes, así como interesaría a algunas marinas más grandes que buscan aumentar el número de patrullas, corbetas y fragatas en alta mar sin romper sus finanzas.

Altos oficiales navales noruegos en una reunión informativa de Kongsberg en Oslo el 26 de septiembre dijeron que estaban interesados en el concepto, pero se guardaron sobre si Vanguard podría ser un contendiente para reemplazar la fragata Helge Ingstad de la Armada, que fue cancelada después de una colisión con un petrolero, el año pasado.

El Jefe de la Marina Contralmirante Nils-Andreas Stensones dijo que hay un movimiento gradual hacia el uso de sistemas comerciales a bordo de buques de guerra, y que la experiencia de Noruega con buques de la Guardia Costera y otros buques que utilizan sistemas similares había sido positiva.

“Hemos tenido una muy buena experiencia en lo que respecta a la Guardia Costera en los últimos 30 años. Además, nuestro nuevo barco de suministros está construido según los estándares civiles con algunas adaptaciones militares, y la experiencia hasta ahora es buena ”, dijo Stensones.

“Vemos que en muchas áreas podemos usar tecnología civil para obtener grandes beneficios. Vemos que [el uso de] equipos comerciales se desliza gradualmente a las aplicaciones más sofisticadas, pero hasta qué punto uno puede llegar con eso que aún no conocemos «.

“El costo de construir plataformas militares especificadas hoy se está volviendo prohibitivamente costoso. Si puede reducir el costo de la plataforma, puede invertir más en armas y sensores. Está encontrando el mejor equilibrio «, agregó. «No sé si terminaremos con este concepto [Vanguard]. La parte más difícil es el entrenamiento. Si tienes un módulo de misión a bordo, también necesitas un equipo entrenado, ese puede ser el mayor desafío ”.

Tal vez te puede interesar: Kongsberg suministrará misiles de ataque conjunto para los F-35 japoneses

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.