Según la Fuerza Aeroespacial iraní, el país ha creado una sofisticada red de escondites subterráneos para almacenar armas, en especial misiles, que continúa desarrollándose hasta el presente «día y noche».

El comandante de esta Fuerza Aeroespacial, Amir Ali Hayizadeh, explicó que «se han excavado túneles muy complejos bajo la tierra y las montañas para almacenar municiones, misiles, equipamiento e incluso personal (de protección)», según publicó este martes (1.10.2019) la agencia Tasnim.

Esta construcción de depósitos subterráneos comenzó hace más de tres décadas, como parte de «un plan para ocultar y proteger las capacidades de misiles de los enemigos», señaló.

Hayizadeh subrayó que la idea de «las ciudades subterráneas de misiles» en Irán arrancó en 1984, cuando se excavó el primer túnel, y que, desde entonces, «han estado en progreso día y noche».

«Somos la principal potencia de misiles en la región en la actualidad y estamos entre los siete u ocho países líderes (en la industria de misiles) en el mundo», agregó.

Las primeras imágenes de una ciudad subterránea de misiles iraní, excavada a unos 500 metros de profundidades bajo una montaña, fueron publicadas en octubre de 2015.

Hayizadeh explicó en esa época que esa instalación era solo una de las numerosas bases dispersas en todo el país y que se trataba del almacén «más antiguo» de misiles.
Los misiles iraníes, con un alcance de hasta 2.000 kilómetros, son un tema controvertido en la relación entre el país persa y Occidente, que pide a Teherán limitar estos programas.

Este asunto volvió estar sobre la mesa recientemente debido a los ataques con drones y misiles contra instalaciones de la petrolera saudí Aramco, de los que Riad y Washington responsabilizaron a Teherán, que negó toda implicación.

Hace un par de semanas, Francia, el Reino Unido y Alemania llamaron también a Irán a «aceptar negociaciones» sobre asuntos relacionados «con la seguridad regional, incluido su programa de misiles», sumándose a la recurrente petición de EE. UU.

De hecho, el presidente estadounidense, Donald Trump, justificó la retirada de EE. UU. del acuerdo nuclear de 2015 con que había que alcanzar un pacto más amplio que limitara, entre otros aspectos, el programa de misiles de Irán.

Sin embargo, el pasado 25 de septiembre el ministro iraní de Defensa, Amir Hatamí, aseguró que hay «un consenso de todos los pilares del sistema islámico sobre la importancia de mejorar la capacidad defensiva y, especialmente, aumentar la potencia de los misiles de Irán».

Deja un comentario