Según el calendario publicado por Itaguaí Construções Navais (una compañía creada en asociación entre la empresa constructora Odebrecht y Naval Group, anteriormente conocido como DCNS), inicialmente predijo que las pruebas en el mar comenzarían en agosto, pero debido a retrasos en el cronograma, están empezando ahora.

Las pruebas en el mar están programadas para durar hasta la primera mitad de 2020, mientras que la puesta en servicio del submarino está prevista para octubre de 2020.

Actualmente el submarino S40 Riachuelo se encuentra en el Complejo Naval Itaguaí en Río de Janeiro, con tripulación y técnicos en cubierta. Con el submarino en el mar, comenzarán las pruebas de ajuste de peso a bordo y la activación de los diferentes sistemas (generación de energía, enfriamiento, motorización, etc).

A partir de ahí, el Riachuelo estará listo para hacer la prueba inicial de la estanqueidad total de su interior por inmersión estática e inmersión dinámica. Inicialmente, el submarino se sumergirá hasta que se asiente en un punto del lecho submarino cerca del complejo de Itaguaí, a poca profundidad, alrededor de 20 metros.

En una etapa posterior de las pruebas en el mar, también está previsto el lanzamiento del torpedo pesado F21 fabricado por Naval Group y una maqueta del misil antibuque Exocet SM39 Block 2 Mod 2 fabricado por el MBDA.

Deja un comentario