La República Popular China exhibió su poderío en un imponente desfile militar que celebra los 70 años de fundación, donde la ciudad de Beijing se vio paralizada por el majestual marchar de soldados y arsenal militar ante la presencia del presidente Xi Jinping, y miles de personas.  

Durante el desfile, se mostraron las armas más avanzadas que posee China y algunas, incluso, vieron la luz por primera vez, dejando al descubierto que China, ocupa un lugar clave en el escenario internacional, no ya solamente como una potencia económica, sino también como una potencia militar en auge, y cada vez más ambiciosa.  

Desde hace un tiempo ya, que el gigante asiático se embarcó en un proceso de modernización de su equipamiento, y en el desarrollo tecnológico de nuevos sistemas de armas diseñados para demostrar las capacidades de China en un mensaje más que claro. 

“Ninguna fuerza podrá detener el progreso del pueblo chino y de la nación china”, pronunció ante el mundo, el presidente Jinping, este 1ero de octubre, en la emblemática Plaza de Tiananmen.

Una amenaza marítima

El crecimiento militar de China ha generado mucha tensión en la región y preocupación en el mundo. En tan sólo un poco más de una década, China ha logrado convertirse en una de las potencias navales más importantes de la región, y se cree que en la próxima década, el poder militar de China podría convertirse en la mayor amenaza para la primacía militar estadounidense.

La estrategia de China en el Mar Meridional en disputa es un claro ejemplo de su crecimiento y su proyección como potencia. China se encuentra realizado un programa de infraestructura de recuperación de tierras en las islas que allí se encuentran, y que están actualmente en disputa entre varias naciones, con el propósito de explotarlas por su valor estratégico y económico. Su proyecto de extensión de soberanía en el Mar de China Meridional le permitirá a China ejercer su soberanía en tierras recuperadas que permanecían sumergidas, obligando al comercio internacional a competir también, por este pasaje marítimo de alto valor comercial. 

Las siete islas que comprenden el territorio disputado se encuentran en un proceso de militarización que ha sido altamente criticado por los Estados Unidos y la comunidad internacional, pero que en nada ha afectado en su avance. 

En su proyecto de recuperación de tierras y ejercicio de la soberanía, China ha iniciado la modernización de sus fuerzas navales, donde ha actualizado sus naves más antiguas equipados con armamento más avanzado, además de haber desarrollado el nuevo portaaviones Tipo 002, además de la incorporación de una nueva flota de aviones caza, el J-15 Flying Shark o J-15, para su Marina. 

Pero la lucha por el poder no termina ahí, China ha sido acusada de realizar ataques cibernéticos cuyo objetivo ha sido el robo de tecnología militar estadounidense para la posterior fabricación de armas de industria nacional, logrando así saltarse la larga y tediosa fase de I+D. 

Se denunció que el año pasado, los piratas informáticos chicos lograron obtener 614 gigabytes de información de un contratista militar, cuyo nombre no fue divulgado, que se encontraba desarrollando un proyecto secreto para la Marina de los Estados Unidos: el sistema de armas Sea Dragon. Esto provocó un gran dolor de cabeza para los Estados Unidos. Se trata de un nuevo misil supersónico antibuque para su uso desde submarinos, supuestamente letal para los buques que proporciona una capacidad ofensiva disruptiva. Ahora también en manos de los chinos. 

Una potencia militar

China posee un ejército numeroso, de soldados, de piratas informáticos, y de equipamiento militar. Además cuenta con una economía gigante y un mercado de innovación tecnológica, que fácilmente podría trasladarse a la producción de  sistemas de armas de clase mundial que se produzcan en masa, gracias a su caudal de producción. 

Durante el desfile, se pudo observar la propuesta de sistemas de misiles que China posee en su arsenal. Entre ellos el DF-41, un misil balístico de alcance intercontinental que se jacta de poder alcanzar a los Estados Unidos en tan sólo 30 minutos. Algo completamente novedoso, puesto que no existe ningún misil en la tierra que pueda recorrer tal distancia. Para ser más exactos, 15.000 kilómetros. 

Se cree que el misil es capaz de transportar hasta 10 ojivas nucleares dirigidas de forma independiente, con lo cual en teoría, sería el misil más letal hasta la fecha. También se presentó por primera vez el sistema DF-17 que se compone de un vehículo TEL y un misil nuclear capaz de volar a velocidades hipersónicas, entre otros.

El desfile por los 70 años de la fundación de la República Popular China, involucró alrededor de 15 mil personas, más de 160 aviones y 580 unidades de equipamiento militar, con un incuestionable mensaje de Xi Jinping, China defenderá su soberanía y proveera seguridad a su país.

1 COMENTARIO

Deja un comentario