Un avión de transporte An-124 de la Fuerza Aérea Rusa ha entregado un helicóptero Mi-17 y otros equipos a Mozambique. Informes continúan indicando, una gran actividad militar rusa en el país del sur de África.

El An-124 de la Fuerza Aérea Rusa (registro RA-82038) aterrizó en Nacala el 25 de septiembre y las fotos publicadas en las redes sociales muestran que descarga un helicóptero Mi-17 en camuflaje militar. Según los datos de Flightradar24, el avión salió de Europa del Este el 24 de septiembre y regresó el 26 de septiembre.

Los asesores militares rusos aparentemente han sido desplegados en Mozambique desde finales de agosto, y los medios locales informaron que al menos 160 militares rusos han estado en Cabo Delgado desde entonces para ayudar a neutralizar los ataques en la región.

Sin embargo, la semana pasada la Embajada rusa en Mozambique dijo que los informes de que las tropas rusas estaban operando en Cabo Delgado eran falsos. El Viceministro de Defensa de Mozambique, Patricio José, sólo dijo que Mozambique mantiene «consultas» con varios socios de defensa.

Rusia y Mozambique disfrutan de lazos estrechos de larga data, por ejemplo, en abril de este año, Rusia proporcionó ayuda luego de la llegada del ciclón Idai, y en agosto Mozambique anunció que Rusia había acordado perdonar el 95 por ciento de la deuda, y en cambio invertiría en el país, a través de proyectos de energía con el productor petrolero ruso Rosneft. Al día de la fecha la compañía ya varios bloques petroleros en los deltas de Angoche y Zambezi.

Según el Monitor de Terrorismo de la Fundación Jamestown, en términos de asociación militar, Rusia y Mozambique firmaron una resolución que permite que los buques militares rusos atraquen en los puertos de Mozambique. Asimismo, para mediados de septiembre, comenzaron a surgir informes de la presencia de equipos militares rusos, incluso en Puerto de Nacala, provincia de Nampula y en Mueda y Palma, provincia de Cabo Delgado. Palma es una de las áreas más afectadas por la insurgencia Ansar al-Sunna y es la base de las operaciones de gas natural líquido en alta mar de Cabo Delgado.

Si bien los soldados rusos pueden ser desplegados en Rusia, los expertos no han descartado que el personal y el equipo puedan ser de un contratista militar privado. En noviembre de 2018, el Instituto de Estudios de Seguridad (ISS) informó que el gobierno de Mozambique estaba entregando las responsabilidades de seguridad en Cabo Delgado a una empresa de seguridad privada.

Image de portada: Twitter / Defense Web

Deja un comentario