Los aviones de combate israelíes regresaron el viernes luego de su primer despliegue en Gran Bretaña donde realizaron ejercicios aéreos con aviones de los Estados Unidos y países europeos.

Los aviones F-15 de la Fuerza Aérea de Israel volaron en simulaciones de combate con los de Estados Unidos, Alemania, Italia y Gran Bretaña en el Ejercicio Cobra Warrior, un evento anual de 20 días en la base de la RAF en Waddington. Fue la primera participación de Israel en el simulacro aéreo y su primera vez en el espacio aéreo británico. Aunque las dos fuerzas han trabajado mucho juntas, la visita de la IAF marca un cambio hacia una relación más abierta con la RAF.

Más de 50 aviones, incluidos los aviones de apoyo, participaron en el evento. Israel envió siete aviones F-15, un KC-707 y un avión de carga C-130J Hércules utilizado para logística.

«Es un ejercicio importante porque tuvimos una oportunidad maravillosa de llevar a nuestros equipos y hacer que entrenen en áreas a las que no están acostumbrados, algo que es muy importante para la guerra», dijo el general de brigada, Amnon Ein-Dare. «Fue un ejercicio muy especial e importante para nosotros, antes que nada en la dimensión histórica. La Fuerza Aérea Israelí, en realidad, tenía sus raíces en la Fuerza Aérea Británica, por lo que hay una oportunidad especial de cerrar el círculo volando en Inglaterra 70 años después «.

Asimismo, aviones de Arabia Saudita participaron en el evento en 2015, y la fuerza aérea de Alemania asistió en 2016.

Deja un comentario