Ejes presupuestarios oficiales para la Política de Defensa del 2020

2
Ministerio de Defensa

Con poco énfasis en la situación de la Defensa Nacional y con hincapié en la frágil situación macroeconómica del país, el Ministerio de Hacienda giró a la Cámara de Diputados su proyecto de Presupuesto para el año 2020.

En un principio el documento hace mención sobre lo que viene siendo el caballo de batalla de la gestión de Defensa: la modernización de las Fuerzas Armadas. En ese sentido se aclara que se busca «continuar con el proceso de modernización» tendiente a consolidar estructuras mas flexibles y menos burocráticas. El contenido apuntala la idea de continuar la simplificación o el achicamiento del instrumento militar resumiendo a su vez la estructura de mandos de las distintas instituciones castrenses.

En misma sintonía, aclara que continuara con el Ciclo de Planeamiento Estratégico Militar ocurrido recientemente que reposa en planes plurianuales de re equipamiento. Estos planes fueron pensados acorde a las dificultades financieras de las fuerzas y con un planeamiento con horizontes mas lejanos para apuntalar partidas presupuestarias hacia la modernización operativa de las fuerzas.

Otros ejes cubiertos por el Presupuesto 2020 mencionan la sustentabilidad económica del complejo industrial-militar argentino, con una FAdeA que al día de hoy aproxima su facturación con un 50% de capitales fuera del Estado Nacional, y una FMSE (Fabricaciones Militares) que tiene como objetivo buscar un equilibrio económico-financiero en el corto plazo.

Si bien los números todavía no han sido mencionados, se estima que nuevamente el impacto inflacionario y devaluatorio haga mella en el presupuesto a destinarse en Defensa.

Al día de hoy el Ministerio de Defensa lleva gastados unos 97 mil millones de pesos de unos 153 presupuestados. Los valores incluyen gastos corrientes, que consumen mas del 85% de los fondos dejando poco margen de maniobra a las necesidades de gastos de capital y operativos.

2 COMENTARIOS

  1. Las reformas y modernización de las FF.AA, no solo deben estar apùntadas a los aspectos tecnicos o de capacidades operativas, hoy una fuerza Aérea con mas Brigadieres que aviones de combate es por lo menos llamativa, además las politicas de personal también se deberian encarar separando claramente a aquellos que hacen toda su carrera en especialidades administrativas, de los que se preparan para acciones efectivas de defensa, de esta manera se haria justicia cambiando regimenes de ascenso, retiro, suplementos y funcionalidades especificas.
    ,

  2. Este presupuesto hay que tomarlo con pinzas. Será tratado en un entorno político enrarecido por las elecciones y sus posibles resultados. Cuando hablan en este gobierno de «modernización», todo parece indicar que en realidad es achicamiento, enajenación de inmuebles, ralentización de equipamientos y otras yerbas similares. La triste y peligrosa realidad es que con la situación económica y política del país, muy difícilmente se apunte a una real y efectiva modernización de la defensa, que en mucho pasa por su reequipamiento con material moderno y en cantidades adecuadas.

Deja un comentario