Este martes por la mañana, Corea del Norte disparó dos misiles que volaron apróximadamente 205 millas antes de caer en aguas cercanas a la isla Alsom, frente a la costa de la provincia de Hamgyong del Norte.

Los proyectiles de corto alcance volaron tierra adentro, en dirección noreste, desde un punto de lanzamiento en Kaechon, provincia de Pyongan del Sur, a las 6:53 a.m. y 7:12 a.m., según informó el servicio de noticias surcoreano, Newsis y MBC.

Seúl todavía está analizando la altitud de vuelo de los misiles, la velocidad y el punto exacto de aterrizaje, según los informes. El ejército de Corea del Sur dijo que el Norte debería cesar los lanzamientos que se han producido regularmente desde julio.

«Cualquier acción de Corea del Norte que aumente las tensiones no ayuda con los esfuerzos para aliviar la tensión en la Península Coreana», «Hacemos un llamado para el fin inmediato de estas acciones», dijo el jefe conjunto de Corea del Sur.

Los lanzamientos de misiles de Corea del Norte se producen después de que Choe Son Hui, viceministro de Relaciones Exteriores de Pyongyang, dijera que su país está listo para involucrar a Estados Unidos en «discusiones exhaustivas», pero solo si Estados Unidos presenta un nuevo enfoque.

Hong Min, director de la oficina de investigación de Corea del Norte en el Instituto Coreano de Unificación Nacional en Seúl, dijo que los lanzamientos de misiles, que tuvieron lugar aproximadamente 7 horas después de que se publicaron los comentarios de Choe en KCNA, son una forma de advertir a Estados Unidos, según Newsis.

Hong dijo que Corea del Norte quiere conversar pero bajo sus términos. Asimismo, Kim Dong-yup, un analista surcoreano de la Universidad de Kyungnam, dijo que los proyectiles lanzados el martes probablemente sean misiles de corto alcance ATACMS o Army Tactical Missile System con un alcance de 250 millas.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, desestimó previamente las pruebas de misiles de corto alcance de Corea del Norte, calificando las pruebas de «muy estándar» y no una provocación que amenaza a los Estados Unidos.

Imagen de portada cortesía de KCNA

Deja un comentario