China advierte a Gran Bretaña sobre el despliegue del HMS Queen Elizabeth en el área cercana a las islas en disputa sobre el Mar de China Meridional.

El mayor general Su Guanghui, agregado de defensa de Pekín en Londres, dijo que la cooperación militar británica con Estados Unidos se consideraría «hostil», según informó The Telegraph.

«Si Estados Unidos y Gran Bretaña se unen, y de alguna forma representan un desafío o violan la soberanía y la integridad territorial de China, eso será considerado como una acción hostil», dijo Su, según el informe. La declaración del general llega en un momento en que Gran Bretaña podría estar considerando desplegar el HMS Queen Elizabeth en el Mar del Sur de China.

El gobierno británico ha apoyado la libertad de navegación en aguas internacionales y trabajando con aliados, incluidos los Estados Unidos y Australia. El despliegue planeado incluiría el embarque de aviones furtivos F-35 del Cuerpo de Marines de los EEUU a bordo del portaaviones Queen Elizabeth de 65.000 toneladas.

Liu Xiaoming, el principal diplomático de China en Gran Bretaña, advirtió a los británicos contra «hacer este trabajo sucio por otra persona», en referencia a los Estados Unidos.

Pekín ha reclamado el Mar del Sur de China como aguas territoriales, pero también ha dicho que los barcos internacionales son libres de navegar en alta mar siempre que se mantengan a 12 millas náuticas de las disputadas Islas Spratly y Paracel.

China condenó a Gran Bretaña en 2018, cuando el HMS Albion, un barco de asalto anfibio, navegó cerca de las Islas Paracel. Londres fue acusado de una «acción provocativa».

«El Mar del Sur de China es un vasto océano … no tenemos objeciones a que la gente navegue por allí, pero que no ingresen a las aguas territoriales chinas dentro de las 12 millas náuticas», dijo Liu. «Si no hacen eso, no debería haber ningún problema. El Mar del Sur de China es lo suficientemente ancho como para tener una navegación segura».

Sin embargo, Gran Bretaña defiende su despliegue naval, según Sky News. «La presencia de las Armadas del mundo en el Mar del Sur de China es normal y la Royal Navy no es una excepción a esto», dijo un portavoz naval británico. «Seguimos comprometidos a hacer valer los derechos de libertad de navegación en el mar y en el aire, según lo dispuesto por el derecho internacional».

Deja un comentario