El mástil actualizado de la fragata de la Armada australiana HMAS Anzac se instaló el lunes, el mismo fue modernizado a mitad de su vida útil lo cual representa un hito según anunció BAE Systems.

La actualización, la última de una serie de actualizaciones a las fragatas de Clase Anzac, está destinada a permitir que el barco permanezca en servicio hasta que sea reemplazado por nueve fragatas de Clase Hunter, la primera de las cuales se lanzará a fines de la década de 2020, dijo la compañía en un comunicado de prensa.

El Anzac se lanzó en 1996 y volverá al mar, después de las pruebas, en 2020. Las naves hermanas, HMAS Perth y HMAS Arunta, cada una de las fragatas de Clase Anzac, también han recibido el Programa de Garantía de Capacidad de la Vida Media de la Marina.

Alrededor de 650 personas están trabajando, desde septiembre de 2018, en las mejoras del HMAS Anzac en las instalaciones de BAE en Henderson, cerca de la ciudad de Perth en Australia Occidental.

El mástil nuevo es más alto y más ancho para acomodar el nuevo sistema de radar de banda L de CEA, al tiempo que conserva la capacidad de radar de defensa antimisiles existente. Las mejoras también incluyen sistemas de ventilación mejorados, nuevos sistemas de alcantarillado, mejoras en el sistema de control y monitoreo del barco, modificaciones del motor para mejorar la potencia y la eficiencia y un nuevo conjunto de comunicaciones.

«La integración exitosa del mástil en HMAS Anzac demuestra la importante capacidad de ingeniería marítima que la compañía ha desarrollado y mantenido al construir y proporcionar soporte de primera línea para estos poderosos buques de guerra durante más de tres décadas», dijo Gabby Costigan, CEO de BAE Systems. «El nuevo radar de matriz en fase activa de la banda L australiana proporcionará a la RAN [Royal Australian Navy] una capacidad líder mundial que respalda sus requisitos operativos en el futuro».

Deja un comentario