El Proyecto Hoefyter se encuentra muy retrasado según informó la compañía Denel. Dicho proyecto, es que el que finalmente verá reemplazar el viejo vehículo de combate Ratel por el Badger para el Ejército de Sudáfrica.

SIn embargo, en una declaración esta semana que destaca la participación de una nueva generación de ingenieros en el proyecto, se informó que el director ejecutivo de Denel, Danie du Toit, notificó que «la fase de desarrollo de la variante de sección del vehículo está a punto de completarse».

«Antes de finales de 2019 se establecerá una línea base de productos que conducirá a la siguiente etapa de industrialización y producción», dijo el hombre que asumió el cargo de director ejecutivo del conglomerado de defensa y tecnología de propiedad estatal en febrero de este año.

«En términos del contrato, Denel Vehicle Systems es responsable de la entrega de cinco variantes de combate de infantería y cuatro variantes de apoyo, así como municiones, simuladores de entrenamiento y un sistema integrado de apoyo logístico».

La fuerza terrestre de la Fuerza de Defensa Nacional de Sudáfrica (SANDF) recibirá recién la primera unidad en 2022, de 244 vehículos de combate Badger encargados.

Asimismo, se informó que el presupuesto de defensa podría sufrir recortes severos, lo cual sin duda afectará las capacidades de la fuerza terrestre para prepararse para escenarios de combate.

La producción de Badger y sus variantes se ha retrasado 32 meses según el último informe anual de Denel. Los retrasos se deben a problemas de desarrollo con software, fabricación de soporte contra incendios, modelos de desarrollo de ingeniería de variantes de misiles y morteros, desafíos técnicos y la situación financiera de Denel, aparentemente en gran parte debido al proceso de estatización que sufrió recientemente.

Se están llevando a cabo una serie de investigaciones forenses sobre denuncias de corrupción y captura de miradas contra ex ejecutivos de Denel. Se han enviado declaraciones al Servicio de Policía de Sudáfrica y a la Unidad de Investigación Especial (SIU) con la expectativa de que se presenten demandas civiles por daños y perjuicios.

Image de portada: Denel Vehicle Systems

Deja un comentario