Irán envió un destructor y un helicóptero al Golfo de Adén para proteger sus naves comerciales, anunció este lunes un alto funcionario militar iraní.

El destructor Sahand y el buque Khark escoltarán a los barcos comerciales «para proporcionar seguridad a las embarcaciones de la República Islámica en aguas internacionales», dijo el almirante jefe del Estado Mayor del ejército iraní Habibollah Sayyari.

El Sahand, construido en Irán y lanzado en 2018, es considerado como el buque de guerra más avanzado de la armada iraní. Está equipado con artillería antiaérea, torpedos y misiles de superficie a superficie.

Estados Unidos ha tratado de formar una coalición para proteger el transporte marítimo en el área luego de los ataques en mayo y junio contra los petroleros.

En julio, Irán confiscó un petrolero de bandera británica después de que Estados Unidos confiscó un petrolero iraní frente a la costa de Gibraltar por supuestamente transportar petróleo a Siria en violación de las sanciones de la Unión Europea.

Estados Unidos también ha aumentado su presencia en la región con una fuerza de ataque de portaaviones dirigida por el portaaviones USS Abraham Lincoln.

El Golfo de Adén, ubicado estratégicamente, es un golfo de aguas profundas con Yemen al norte, el Mar Arábigo al este, Somalia al sur y Yibuti al oeste. Se conecta con el Mar Rojo y el Océano Índico, separando la península Arábiga del Cuerno de África.

Deja un comentario