El impacto y buena recepción que generó la reunión del Ministro de Defensa y el Comandante del US Southern Command el pasado mes ha mutado en un clima de dudas sobre la gestión de adquisición de hasta 4 aeronaves P-3C Orion.

Los últimos acontecimientos políticos y económicos en el país enturbiaron los ánimos dentro de la Armada Argentina, la cual se encuentra con gran expectativa por la posible transferencia a un monto no determinado de la versión C del MPA. El sistema que opera en la actualidad en la versión B se encuentra con importantes problemas de servicio, lo que estima que la cantidad en disponibilidad de vuelo sea mínima para los requerimientos operaciones de vigilancia y control del espacio marítimo nacional.

Si bien la negociación por las aeronaves se viene realizando de manera centralizada desde el Ministerio de Defensa (como sucede con otras ofertas y compras de oportunidad), una comisión de la Armada ya ha dado el buen visto a la operación de compra que dependerá de fondos disponibles que pueda desembolsar el Edificio Libertador.

Realizadas consultas, Zona Militar pudo recabar que la operación se esperaba materializar antes de fin del corriente año. No obstante, los resultados electorales y el aumento del precio de la divisa estadounidense es motivo de preocupación para aquellas operaciones de adquisición de equipos en el exterior.

Desde la Armada Argentina se insiste que la compra de oportunidad estima una recomposición de capacidades que se han venido degradando con el paso del tiempo y las horas de vuelo que tienen a cuesta los (pocos) P-3B en disposición de la fuerza.

8 COMENTARIOS

  1. En la Argentina todo absolutamente todo es inviable. Salvo el consuetudinario enriquecimiento de políticos, funcionarios y sindicalistas sin solución de continuidad. Así seguimos con sistemas de armas obsoletos tratando de extender su uso más allá de lo recomendado.
    Ahora con los vaivenes políticos es costumbre de que todo proyecto, adquisición o modernización de sistemas para las Fuerzas Armadas Se dejan de lado o se retrasan de forma exprofesa hasta el olvido.

  2. Lo que se viene es la eliminación lisa y llana de las FFAA so pretexto de ahorro. Demagogia que será aplaudida de pie por todo el lumpen.

  3. La incorporación de un P3-C Orión, usado y todo, sería un progreso para la Armada, cuyo Comando de Aviación tiene muy pocos elementos con los cuales vigilar el Mar Argentino y en su mayoría desactualizados por la falta de interés de los gobiernos en invertir en el mantenimiento de la defensa.

  4. Argentina tiene la dudosa habilidad de perder los trenes de la historia. Muchas veces ha perdido oportunidades de adquirir armas, navíos, y ahora aviones, en condiciones ventajosas. Sería una pena que nuevamente se deje pasar esta oportunidad de comprar aviones de patrulla marítima que, aunque usados, sería muy útiles para nuestros intereses. Y nuestras FAA siguen languideciendo frente a un escenario regional donde los vecinos siguen modernizando sus FFAA.

Deja un comentario