En medio de las intensas tensiones con Estados Unidos, Irán lanzó este jueves un nuevo sistema de defensa antimisiles que, según dice, fue desarrollado y construido localmente.

El presidente Hassan Rouhani elogió el sistema de misiles Bavar-373 tierra-aire, y lo comparó favorablemente con el S-300 de fabricación rusa y dijo que rivaliza con el S-400. Elogió a la industria de defensa de Irán por producir «sistemas efectivos» para contrarrestar las amenazas aéreas y detectar, rastrear y destruir aviones que evaden el radar «desde una distancia segura».

Irán dijo que el misil antiaéreo móvil tiene dos radares de búsqueda e intercepción que son resistentes a la guerra electrónica y las bombas electromagnéticas. También pueden detectar los misiles antirradiación utilizados a menudo para destruir las defensas aéreas.

El Bavar-373 tiene un alcance de 186 millas, y en cualquier momento puede detectar hasta 300 objetivos y rastrear 60. El nuevo sistema también puede atacar a seis objetivos a la vez, según fuentes oficiales. El misil no está diseñado para transportar ojivas nucleares.

Asimismo, Rouhani anunció que la doctrina religiosa de la Nación se basa en la disuasión. El líder iraní también criticó a Estados Unidos por abandonar el acuerdo nuclear de 2015 e intentar intimidar y sancionar a Teherán para que se rindiera.

«No hay duda de que Estados Unidos no ha tenido éxito y no tendrá éxito en ningún complot en la región», dijo Rouhani, y agregó que las fuerzas estadounidenses serían «las primeras en huir» si el peligro llega al Medio Oriente.

Deja un comentario