El último par de alas nuevas para 173 aviones A-10 Thunderbolt se instaló con éxito la semana pasada, anunció la Fuerza Aérea de EE. UU.

El proyecto de USD 2 mil millones para eliminar y reemplazar las alas de los aviones, algunos de los cuales han estado volando durante casi 40 años, comenzó en 2011. El avión es de la era de la Guerra Fría y entró en servicio en 1976.

Informalmente conocido como el Warthog, sigue siendo un activo potente en misiones de apoyo terrestre, con un cañón de 30 mm y una variedad de bombas y potencial de transporte de misiles.

Aunque fue reemplazado por una variedad de aviones militares, fue diseñado para el apoyo aéreo cercano de tropas terrestres, atacando vehículos blindados y tanques, y brindando apoyo contra las fuerzas terrestres enemigas.

Se espera que las nuevas alas duren hasta 10.000 horas de vuelo equivalentes sin una inspección de depósito, dijo la Fuerza Aérea. También se instaló un diseño mejorado de mazo de cables para facilitar la extracción del ala, y se crearon e instalaron nuevas piezas de fuselaje para la instalación del mismo.

Deja un comentario