El Estado Mayor Conjunto avanza en la reconversión del Instrumento Militar Argentino

8

En una publicación a la que pude acceder Zona Militar, el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Argentina ha consolidado su visión y nueva misión para las distintas instituciones castrenses.

Haciendo una breve mención sobre el contexto internacional y la puja entre grandes actores, el EMC ha establecido algunos lineamientos generales a corto plazo para las fuerzas atendiendo como principales ejes, una simplificación, una disminución y una reconversión de sus misiones.

Si bien el contenido ya viene siendo objeto de debate desde la propia nueva Directiva Política de Defensa Nacional, algunas cuestiones siguen posándose sobre la importancia contextual que se esta haciendo desde la planificación de las fuerzas al alcance de las misiones subsidiarias. En esa sintonía, el documento establece como prioridades de prevención, la vigilancia y control de los espacios soberanos, la protección de Objetivos Estratégicos, el apoyo a misiones de seguridad y la participación en misiones de paz, entre otras.

A modo resumido, el documento afianza la idea de incrementar la participación del instrumento militar en las fronteras en apoyo a los cuerpos de seguridad, dentro del marco normativo que establece la Ley de Seguridad Interior. A su vez, hace especial hincapié en el control de trafico irregular y la capacidad de interceptar TAI, ademas de apuntalar la mision de control de la pesca ilegal.

Para avanzar en el plan del Estado Mayor Conjunto se pregona la idea de consolidar un sistema de ciberdefensa, mientras que las fuerzas deberán integrarse según 3 criterios: Fuerzas de Intervención Rapida (FIR), Fuerzas de Respuesta Regional (FRR) y Fuerzas de Defensa Principal (FDP). La ultima es la que estructura el fuerte de medios destinados para la guerra, y también ultima para ser equipada en personal, equipamiento y organización, según establece el documento.

En cuanto a personal, se menciona la idea de «establecer una Política Conjunta de Personal que permita sentar las bases de una carrera conjunta para el personal de las Fuerzas Armadas». No se acompaña mayor detalle sobre la iniciativa.

Con breves párrafos sobre equipamiento, presupuesto o misiones principales, el documento tampoco define como funcionaran los ciclos de planeamiento para la futura incorporación de material y si se mantendrá la prioridad sobre elementos individuales, de apoyo y logísticos por sobre los sistemas mas complejos y con fines estrictamente para la guerra.

8 COMENTARIOS

  1. El poncho se perdió y desapareció hace 36 años…..incluyendo 12 añitos de los Montoneros’s boys (y gran participación de la «Comandante Teresa») en el poder.

  2. No creo acertado esto de asignarles como función principal a las FFAA hacer laborares propios de la GNA. En los tiempos que corren no se pueden soslayar nuevas amenazas como el narco y el terrorismo (un viejo conocido de la polìtica argentina, dada su historia reciente), pero seria un error fatal olvidar las amenazas «clásicas». Nuestro país tiene inmensos recursos naturales que son apetecidos por otras naciones, los que llegado el caso no dudaran en usar la fuerza militar convencional, incluso las híbridas, para conseguirlos, mejor dicho arrebatárnoslos. Mucho se puede planear, pero si no se cuentan con los medios materiales y humanos necesarios, es papel mojado, un relato de mal gusto. Esperemos que esto no esté inspirado solo por la necesidad de recortar presupuesto a las FFAA.

  3. Este «nuevo» instrumento militar, además de impreciso y muy generalista sostiene incumbencias de Seguridad por sobre la Defensa, que posee características y medios absolutamente distintos.La misma formación profesional del personal militar requiere de la máxima previsión y claridad respecto a su quehacer y recursos. La distinción entre tres escalones de intervención, en estos días esta siendo criticada en la doctrina norteamericana por no resultar del todo adecuada en una situación de conflicto.Las Guerras, por más que los genios de este gobierno digan lo contrario se ganan con soldados y armamento pesado, no con vehículos livianos y soldados que no saben si son soldados o policías. La Guerra de Malvinas fue un claro ejemplo de como militares acostumbrados a atacar hogares no pudieron diseñar lineas de defensa, o de logística adecuados para una guerra.No lo sabían hacer porque fueron entrenados para hacer de policías de sus compatriotas.Luchar contra narcotraficantes requiere de policías entrenados, no soldados.Esa diferencia no esta contemplada en este nuevo Instrumento Militar Argentino.Pero bienvenida sea la oportunidad de debatir que modelo de FF.AA. queremos, sobre todo cuando se avecinan, tal vez , cambios políticos en el país.

  4. Que triste para Argentina. A mi juicio significa convertir a las FFAA en una suerte de fuerzas policiales. Y si con el magro presupuesto que tenemos, lo último en equiparse serán las Fuerzas de Defensa Principal, eso significa que en los hechos hemos tercerizado nuestra defensa en algún estado foráneo (¿Brasil? ¿Chile? ¿EUA? ¿China? ¿R.U.?) Digamos adiós a los planes de adquirir Manpad’s, modernizar el TAM y a las Meko. Despidámonos de la idea de adquirir cazas para la FAA, dragaminas , submarino AIP y buque de asalto anfibio para la ARA. Políticamente las FFAA argentinas no han tenido suerte: les tocó un gobierno que con una tonelada de soja a US$500/ 600 no las rescató de la decrepitud ni en lo más inmediato (por caso, el rechazo a los ofrecimientos de buques anfibios que tuvo la ARA o al Kfir para la FAA) y ahora padece uno que las condena a ser una suerte de guardia nacional. Creo que el cambio no fué para mejor. Dios quiera que el próximo titular del Poder Ejecutivo comience una política favorable para las FFAA, lo que redundará (si hay continuidad política) sin duda en un mayor peso geopolítico de Argentina en la región y en el mundo.

  5. Reconversión podría decirse, si hubiera qué reconvertir, porque cada vez hay menos. Las FFAA no pueden ser como la guardia Suiza del Papa…

Deja un comentario