Suecia y Gran Bretaña acordaron el viernes asociarse para el desarrollo de futuros aviones de combate.

La secretaria de defensa británica, Penny Mordaunt, y el ministro de defensa sueco, Peter Hultqvist, firmaron un memorando de entendimiento que pide «trabajar en un programa conjunto de desarrollo y adquisición de combate aéreo, incluido el desarrollo de nuevos conceptos para cumplir con los requisitos futuros de ambas naciones», dijo el gobierno del Reino Unido. Asimismo, se refirió al pacto como «un acuerdo histórico».

El memorando citó la historia de la cooperación entre los dos países en temas de defensa aérea, y compromete a ambos gobiernos a un programa compartido de desarrollo y adquisición.

«Hace doce meses, la industria y el gobierno lanzaron una audaz y emocionante visión de futuro para el sector de Combat Air del Reino Unido en el stand de BAE Systems en el Salón Aeronáutico Internacional de Farnborough», dijo Michael Christie, del contratista de defensa británico BAE Systems.

Los próximos pasos en la asociación incluyen el desarrollo de una hoja de ruta de adquisición conjunta, la identificación de tecnologías habilitadas para la producción de aviones de combate Gripen y British Typhoon; investigación y cooperación tecnológica, y más estudios gubernamentales y de la industria, particularmente en modelos de costos, dijo un comunicado del fabricante británico de motores Rolls-Royce.

La industria aeronáutica sueca estuvo representada en la ceremonia por Saab, constructores del avión Gripen.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí