La corporación estatal Rostec de Rusia está lista para suministrar aviones de combate Su-35 a Turquía si Ankara expresa un interés en su compra, dijo el jueves el jefe de Rostec, Sergei Chemezov.

«Si nuestros colegas turcos expresan un interés, estamos listos para discutir las entregas de Su-35», anunció el servicio de prensa de Rostec citando a Chemezov.

El 17 de julio, el portavoz del Departamento de Estado de EEUU dijo en una declaración por escrito que la decisión de Turquía de comprar los sistemas de defensa de misiles rusos S-400 hace imposible que Ankara permanezca en el programa de aviones de combate F-35 de EEUU.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía pidió a los Estados Unidos que reconsideren la decisión de excluir a Turquía del programa F-35.

El avión de combate supersónico Su-35S de cuarta generación realizó su vuelo de debut el 19 de febrero de 2008. El avión es un derivado del Su-27. El Su-35S pesa 19 toneladas, tiene un techo de servicio de 20.000 metros, puede desarrollar una velocidad máxima de 2.500 km / h y tiene una tripulación de un piloto. El armamento del avión de combate incluye un cañón de aviación de 30 mm, hasta 8 toneladas de carga útil del arma (misiles y bombas de varios tipos) en 12 puntos de apoyo. El Su-35S ha estado en servicio con el ejército ruso desde 2015.

China ha sido el primer comprador extranjero de aviones de combate Su-35 rusos. El contrato por un valor aproximado de USD 2.5 mil millones en las entregas de 24 aviones de combate a China se firmó en 2015. El contrato también estipula la entrega de equipos de tierra y motores de reserva.

Indonesia es el segundo comprador extranjero de aviones de combate Su-35 rusos. A principios de 2018 surgieron informes de que Rusia había firmado un contrato con Indonesia para la entrega de 11 unidades. Según el contrato, Rusia debe entregar los primeros aviones a Indonesia este año. El cumplimiento del contrato de Indonesia se topó con algunas dificultades relacionadas con las sanciones de los Estados Unidos.

Anteriormente, el ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, declaró que si EEUU se negaba a suministrar los aviones caza F-35 a Turquía, se consideraría posibilidad de firmar un contrato con cualquier otro estado, incluido Rusia.

Deja un comentario