Estados Unidos podría estar reanudando la asistencia a una unidad del ejército somalí que no trabaja directamente con las fuerzas de los Estados Unidos. Al menos eso fue lo que anunciaron luego de que la ayuda fuera suspendida hace unos 18 meses por preocupaciones generalizadas que tenían que ver con la corrupción.

La asistencia forma parte del paquete de ayuda militar que EEUU ofrece al país con el objetivo de que el gobierno aprenda a defenderse de los insurgentes islamistas, pero el mismo se suspendió en diciembre del 2017 después de que el ejército somalí no pudo dar cuenta de los alimentos y el combustible.

Investigadores estadounidenses y somalíes que visitaron las bases encontraron mucho menos soldados de los que informaron. Muchos de los presentes carecían de armas, lo que indica que no estaban listos para el servicio activo.

La reanudación de la asistencia de las unidades que no trabajen directamente con las fuerzas de los EEUU será piloto, según un comunicado de prensa de la embajada de los EEUU en Mogadiscio.

No hubo más detalles sobre las reformas o la cantidad ofrecida. Una portavoz de la embajada no pudo ofrecer más detalles de inmediato.

La suspensión de la ayuda no afectó a otras unidades militares somalíes, como el grupo de Fuerzas Especiales Danab entrenado por las fuerzas estadounidenses.

Deja un comentario