Siguiendo con el seriado que ha preparado a propósito de la 1era Feria de Innovación, Ciencia y Tecnología de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana que tuvo lugar en el Salón Venezuela del Círculo Militar de Caracas entre el jueves 23 y el domingo 26 de mayo pasados, Zona Militar trae a sus lectores una segunda entrega que presenta una selección de los proyectos y exhibiciones más destacadas del evento relacionadas a la simulación digital y el desarrollo de tecnologías electrónica, espacial y de comunicaciones, así como la ampliación de las capacidades de combate centrado en redes; por supuesto, como único medio digital especializado presente, también se incluyen imágenes exclusivas y entrevistas con los responsables principales de los programas y proyectos exhibidos.

Infografía Simulador de Navegación

A la mitad del primer pasillo de la feria, se encontraba la exhibición de la Armada Bolivariana, con tres importantes proyectos ejecutados o en ejecución, el más vistoso para el visitante y uno de los más populares del evento fue el «Simulador Marítimo de Navegación de Puente», un simulador 3D de confección totalmente venezolana; su principal impulsor y líder del proyecto, el Teniente de Navío (AB) Guillermo Romero Pantoja, explicó a Zona Militar que el programa de simulación ha sido desarrollado enteramente con base en software libre «Blander», «Unity» y PHP; está destinado al adiestramiento de tripulaciones de la Armada Bolivariana en maniobras de puerto, costas y espacios acuáticos nacionales, siendo una iniciativa surgida de la necesidad de ahorrar costos en la operación de buques durante la instrucción de los cadetes de la Armada Bolivariana a la vez de proporcionar una experiencia muy cercana a la realidad.

Teniente de Navío (AB) Guillermo Romero Pantoja

El programa piloto se basa en un escenario 3D de la zona de la conurbación de Puerto Cabello (costa centro-norte de Venezuela, en el Estado Carabobo) que incluye la costa de la propia ciudad, el área del puerto, que es el primero en importancia del pais por volumen de mercancía y tránsito de embarcaciones, y la totalidad de la Base Naval «Agustín Armario» incluyendo los astilleros UCOCAR y DIANCA; todo basado en la Carta de Navegacion DHN-313; para otorgar el máximo realismo, el equipo desarrollador ha creado modelos 3D de las unidades flotantes de la Armada Bolivariana, el primero de los cuales (y también el exhibido como muestra) es un patrullero misilístico/cañonero tipo Vosper Thorneycroft 37-m clase «Federación/Constitución» del Comando de la Escuadra. El TN Romero Pantoja refirió que el proyecto aun está en desarrollo, pero en para su entrada en operación se espera contar con una colección completa de escenarios que podrán variar en cuanto a las condiciones de mar y climatológicas, así como integrar a cualquiera de los modelos de buque en servicio de la Armada Bolivariana con las características propias de navegación de cada uno, ya se encuentra en una fase adelantada la inclusión de algunos patrulleros pertenecientes al Comando de Guardacostas.

Versión del Simulador para interactuar con el público de la feria.

Romero Pantoja encareció el hecho de que todo está siendo creado por un equipo venezolano sin asistencia externa y con recursos propios de la Armada Bolivariana, en un proceso que ha permitido desarrollar tecnología al paso que se van solucionando problemas y enfrentando situaciones y retos que son propios de este tipo de actividad. La versión de simulador que se encontraba en exhibición fue dispuesta especialmente para interactuar con el público asistente a la feria y contaba con un par de pantallas, un timón y una palanca de control muy sencillas y robustas para soportar el uso intensivo que supondría su manejo por parte de personal no especializado, pero el responsable de la muestra explicó a Zona-Militar.com que la versión destinada al entrenamiento en la Armada Bolivariana es en realidad mucho más elaborada y sofisticada; durante la entrevista, gran cantidad de público de todas las edades pudo interactuar con el simulador.

Infografía del SICOTAC.

En el mismo espacio de la Armada Bolivariana, se encontraba una muestra del Sistema Integrado de Comunicación Táctico (SICOTAC), un proyecto tecnológico ya culminado y en operación dentro del componente; el encargado de la muestra y líder del proyecto, Teniente de Navío (AB) José A. Castillo, explicó a Zona-Militar.com que la iniciativa de su creación surgió de la necesidad de contar con un sistema seguro de comunicación de voz y datos que permitiera el fortalecimiento del apresto operacional de las unidades de la Armada Bolivariana partiendo de una base sustentada en los diferentes equipos de transmisión de datos y de radio que ya estaban en operación dentro del componente y que provienen de distintos fabricantes, con tecnologías diferentes y diversos grados de complejidad, que usan tanto señal analógica como digital. El proyecto incluyó el desarrollo de herramientas adicionales, tales como un sistema de energía ininterrumpida de respaldo y un «modem» de interfaz de datos para radios militares y convencionales que operan en las bandas de frecuencia HF/VHF/UHF.

Teniente de Navío (AB) José A. Castillo

Por sus características y la importancia estratégica del proyecto, el mismo fue llevado a cabo por personal totalmente venezolano sin asistencia externa y en la máxima reserva, creando algoritmos de encriptación complejos con altos niveles de seguridad y usando como base software PHP, «Java» y «MySQL», así como programas creados por personal de la Armada Bolivariana; el proyecto logró una interoperabilidad superior al 90% entre los equipos y tecnologías preexistentes y aunque fue ampliamente probado en el marco de los recientes ejercicios de la Operación Cívico-Militar «Bicentenario del Congreso de Angostura 2.019», incluso en su compatibilidad con equipos en uso en otros componentes de la FANB, el TN Castillo relató con gran orgullo que su prueba de fuego tuvo lugar el 10 de mayo pasado durante la ejecución de una acción de control maritimo en la zona contigua al mar territorial venezolano sobre el buque estadounidense USCGC «James» WMSL-754, durante la cual el navío incursor, que estaba siendo perseguido por el POVZZE tipo Avante 2400 clase Guaiquerí PO-14 AB «Kariña», no pudo percatarse de que la operación incluía al patrullero PO-13 AB «Yekuana» (de la misma clase que su perseguidor) que fue el que realmente lo interceptó, todo a pesar de que la nave extranjera es un barco de última generación equipado con una suite electrónica que le permite realizar vigilancia e inteligencia remota.

Infografía del Sistema de Geolocalización.

Otro proyecto de la Armada Bolivariana a cargo Teniente de Navío (AB) José A. Castillo es el Sistema de Geolocalización y Monitoreo para las Unidades de la Aviación Naval y Sistema Integrado de Comunicación Satelital; el mismo brinda una herramienta de comando y control operacional remoto con apoyo en la plataforma satelital venezolana y tambien aprovecha recursos extranjeros de origen diverso; permitiendo el monitoreo de las unidades de la Armada Bolivariana empleando tecnologías libres para la georreferenciación, encontrándose en fase de desarrollo un módulo de interfaz de voz IP y en fase terminal un módulo de ploteo sobre cartas digitales para unidades aéreas, acuáticas y terrestres de la Armada Bolivariana; este proyecto está emparentado con el SICOTAC y aprovecha de este la interoperabilidad de los equipos y la seguridad que brindan sus algoritmos de encriptación.

Muestra en pantalla del Sistema de Geolocalización.

El objetivo es brindar conciencia situacional instantánea sobre el espacio de operaciones para facilitar el comando y control con independencia tecnológica; ya la Armada Bolivariana tiene en operación equipos que permiten acciones de combate y operaciones rutinarias centradas en redes («net-centric»), la innovación es que este nuevo sistema minimiza la vulnerabilidad ante adversarios externos con alto nivel tecnológico al constituirse como una creación totalmente nueva y autóctona, no tutelada, dentro de la cual se ha realizado la apropiación de tecnologías y también su desarrollo; el TN Castillo, comentaba a Zona-Militar.com que ya se han diseñado y construido, y actualmente se encuentran en fase de prueba, unos pequeños dispositivos para ser portados por el infante individual, con el fin de llevar hasta ese escalón el nivel de conciencia situacional sobre el campo de batalla.

Representación digital del blanco aéreo «Catatumbo»

En ese mismo pasillo de la feria, el equipo de Zona-Militar.com se topó con la exhibición del Comando de Operaciones de la Defensa Aeroespacial Integral (CODAI), organismo de naturaleza conjunta que se constituye en rector de la gestión de la totalidad de los sistemas de defensa antiaérea operados por los cuatro componentes de la FANB y por la Milicia Nacional Bolivariana; en su entrada, la ojiva de un misil 9M317E correspondiente a un sistema antiaéreo-antimisil 9A317E «Buk» M2E parece interrogar al visitante sobre sus intenciones cual vigilante de la exhibición; a su lado, una serie de monitores y pantallas mostraban alternativamente los bocetos del proyectado Blanco Aéreo para Sistemas «Pechora 2M», «Buk M2E» y «Antey 2500 S-300VM», el cual ha sido bautizado como «Catatumbo», con referencia un fenómeno natural estacional consistente en un inmenso relámpago cuasi-continuo que se forma sobre el área del río del mismo nombre en el Estado Zulia, al occidente del país, y que es responsable de la formación de casi un tercio del ozono atmosférico del planeta.

El «Catatumbo» en posición de transporte.
La ojiva y el módulo de electrónica se observan desmontados.

Diferentes vistas permitieron apreciar que se trata de un cohete señuelo de ojiva intercambiable que parece tener un módulo portador de algún tipo de electrónica también desmontable; el cuerpo del cohete lleva a su alrededor en forma equidistante entre si, tres aletas tipo flecha/trapezoidal ubicadas a dos tercios de su longitud contando desde la ojiva, aparentemente para estabilizar su vuelo, así como lo que parecen ser dos frenos aerodinámicos transversalmente contrapuestos; se movilizará sobre un remolque transportador/erector/lanzador de eje doble y estilo camabaja que posee un bastidor formado por una doble viga donde reposa el cohete sobre sus dos extremos; para realizar su lanzamiento, el cohete se izará en ángulo sobre el horizonte con la ayuda de un riel que surge desde el centro del bastidor y que forma un trípode al unirse en su parte superior con dos varillas que van sobre los guardafangos del remolque cuando este se encuentra en posición de transporte.

El «Catatumbo» erecto para lanzamiento.
El riel de lanzamiento reposa sobre dos soportes formando un trípode.

Otra variante del «Catatumbo» se mostraba en las recreaciones digitales como un cohete de dos etapas con un par de aletas «canard» contrapuestas ubicadas justo donde se unen la ojiva y el cuerpo del proyectíl, con dos alas «doble-delta» hacia el final de la etapa superior, cuyo cuerpo disminuye su diámetro adquiriendo forma cónica; estas alas van rematadas cada una por una deriva vertical estilo flecha (que evoca el diseño del fallido proyecto NR-356/XFV-12A de North American Rockwell de la década de 1.970), la etapa inferior (que seria la primera en quemarse) está constituida por un cilindro rematado en una tobera y esta provista de dos frenos aerodinámicos transversalmente contrapuestos, según la información de audio provista en la exhibición, esta variante provee un perfil cinemático de alto rendimiento.

Otra variante del «Catatumbo».

Otra novedad llamativa de la exhibición era un extraño artefacto que podría describirse como tres planos metálicos circulares que se interceptan entre sí en forma perpendicular, poseia un asa superior, uno de los expositores comunicó a Zona-Militar.com que se trata del «Güiriri» (por una especie de pato silvestre que anida cerca de los embalses y lagunas de agua dulce de  Venezuela), un señuelo que se lanza desde una aeronave y va descendiendo en paracaidas, se emplea para calibrar los radares y otros sistemas de detección usados por los sistemas antiaéreos de la FANB y es de confección venezolana.

«Güiriri» empleado para calibrar los radares y otros sistemas de detección usados por los sistemas antiaéreos de la FANB.

Una gran aglomeración de personas llamó la atención del equipo de Zona-Militar.com, al hacer una cautelosa aproximación se pudo constatar la causa, la exhibición de la Aviación Militar Bolivariana ponía en operación sus simuladores de vuelo y de practica de tiro, abriéndolos al público.

Mayor (AMB) Pedro Luis Villalba Felce, sostiene un fusil al que se le han agregado dispositivos electrónicos para interactuar con la pantalla.

Allí el Mayor (AMB) Pedro Luis Villalba Felce explicó a Zona-Militar.com que el simulador digital para práctica de tiro fue desarrollado por la institución con el fin de ahorrar munición y trabajar en entornos seguros a la vez de brindar una experiencia muy cercana a la realidad, pudiendo variar los ambientes y otros parámetros de operación; estos simuladores permiten instalar ambientes de entrenamiento de tiro en espacios mucho más restringidos y multiplicar estos ambientes, mientras que la instalación de un polígono amerita de un mayor espacio fisico, mayor control de la seguridad, el uso obligatorio de equipo personal de protección y las precauciones inherentes a trabajar con munición real; Villalba también refirió que existen varios simuladores en operación en diversos organismos de la FANB ubicados en distintos puntos del país.

El público de la feria pudo ejercitar su punteria en el simulador.
Efectivo femenina del Ejercito Bolivariano en el Simulador de Tiro.

Mientras tenia efecto la entrevista, personas de ambos sexos y de todas las edades y complexiones, con ocupaciones diversas, pudieron experimentar la sensación de disparar un fusil Kalashnikov AK-103 o una pistola de 9mm; las armas usadas en el simulador no difieren de las que regularmente porta el personal militar venezolano, son ejemplares con plena funcionalidad a los que se han agregado unos pequeños sensores y dispositivos electrónicos que permiten la interacción con la pantalla donde se muestran los blancos virtuales, su peso y características son las mismas; por supuesto, el equipo de Zona-Militar.com no pudo sustraerse al disfrute de esa experiencia virtual.

El equipo de Zona-Militar.com probando el simulador.
Simulador de vuelo de Beech 200 «King Air»

En cuanto al simulador de vuelo, el mismo correspondía a la aeronave Beech 200 «King Air», según explicó a Zona-Militar.com el Mayor Villalba, ese modelo de aeronave esta en operación en los cuatro componentes de la FANB y en otros organismos del estado venezolano, por lo que se seleccionó este equipo como emblemático para exponerlo; aunque el simulador fue adquirido en el extranjero, la AMB ha realizado algunas mejoras y tiene autonomía en cuanto a su mantenimiento preventivo y correctivo, así como en la reparación de sus componentes cuando presenta algún desperfecto; el ejemplar exhibido en la muestra es activo de la Escuela de Aviación Militar, con sede en Maracay (Estado Aragua, region centro-norte costera de Venezuela) y también fue objeto de las preferencias del público asistente a la feria, que hizo turno para poder sentarse «a los mandos de una aeronave de la Aviación Militar Bolivariana» y volar en la virtualidad.

Vista de los controles del Simulador de Vuelo.

Para finalizar esta segunda entrega, se presenta a los lectores las novedades de la Agencia Bolivariana para Actividades Espaciales (ABAE), en su exhibición el equipo de Zona-Militar.com fue atendido por el Director de Ciencia, Formación y Desarrollo de la Agencia, Mayor (EB) Lenin Luna Diaz, y su Adjunta, la Licenciada en Matemáticas Aplicadas (USB) Johana Sánchez, quiénes explicaron que a pesar de las dificultades económicas que que ha experimentado el pais, el programa espacial venezolano sigue siendo una prioridad nacional y sus proyectos no han presentado retraso, habiéndose colocado en órbita y en plena operación el segundo satélite venezolano de observación terrestre (Vrss-2) «Gran Mariscal de Ayacucho, Antonio José de Sucre» en 2.017 tal como se había previsto y con un importante porcentaje de componentes fabricados en el país, este aparato posee un rango de prestaciones mucho mayores que las del Satélite «Generalisimo Francisco de Miranda» (Vrss-1), con cámaras de mayor resolución y tecnología de infrarrojos.

Director de Ciencia, Formación y Desarrollo de la Agencia Bolivariana para Actividades Espaciales, Mayor (EB) Lenin Luna Diaz, y su Adjunta, la Licenciada en Matemáticas Aplicadas (USB) Johana Sánchez
Maqueta del Satélite Vrss-2 «Sucre»

Luna y Sánchez precisaban que aún cuando ya se ha superado el lapso de vida util previamente programado para el satélite «Miranda», una eficiente gestión y economías en su operación han permitido mantenerlo en funcionamiento pleno en la actualidad, lo que significa una mayor capacidad de observación terrestre de lo que estaba inicialmente previsto. Mientras tanto la Agencia trabaja actualmente en el segundo satélite de comunicaciones (VeneSat-2) «Guaicaipuro» (en honor al cacique aborigen venezolano que logró la unificación bajo su liderazgo de las tribus Caribes para enfrentar y resistir la conquista española) y esta abocada a la tutela de varios trabajos que desarrollan dentro de su área, las instituciones científicas y de educación acción superior venezolanas, como por ejemplo, un nanosatélite desarrollado por estudiantes de la Universidad Nacional Experimental de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana  (UNEFA), proyecto que se encuentra ya en su fase final.

VeneSat-1 «Simón Bolivar»
Vrss-1 «Miranda»

Otra importante noticia anunciada por el Mayor Luna y la Lcda. Sánchez, fue el avance en la construcción del Centro de Investigación y Desarrollo Espacial (CIDE) que alberga la fábrica de satélites en Borburata (Estado Carabobo, costa central de Venezuela), que ya cuenta con una parte de su infraestructura física funcionando y allí se adelantan actualmente una serie de estudios e investigaciones con aplicaciones en el desarrollo económico del área civil y en el renglón de seguridad y defensa de la nación. El Mayor Luna indicó que la estación terrena de control principal ubicada en la Base Aérea «Capitán Manuel Ríos», en El Sombrero, Edo. Guárico (centro del país) con su telepuerto y la estación de respaldo ubicada en el Fuerte Militar «Manikuyá», en Luepa Edo. Bolívar (sureste de Venezuela) están trabajando en forma normal e ininterrumpida, asegurando las comunicaciones y vigilancia de la soberanía del pais.

Maqueta del Centro de Investigación y Desarrollo Espacial (CIDE).
Espacio de entrevista de ABAE en la feria.

De esta manera concluye esta segunda entrega, recomendando que no se pierda la próxima, donde Zona-Militar.com le brindará información sobre lo más destacado de los programas en ejecución y proyectos dispuestos por la FANB relacionados a construcción naval de pequeña y mediana entidad, transformación y mantenimiento de armas y equipos; aliados comerciales de la industria militar venezolana y la entrevista con los representantes de la Organización para la Industria de la Aviación de la República Islámica de Irán.

Vehículo de lanzamiento «Larga Marcha 2D», de fabricación china, impulsor de los satélites del Programa Espacial Venezolano.

(Todas las fotografías son exclusivas del autor de la nota y están protegidas por derechos de autor)

Gonzalo Jimenez Mora
Licenciado en Administración de Empresas con extensión en Educación Superior, profesor en la Escuela de Administración de Empresas de la Facultad de Ciencias Administrativas y Sociales de la Universidad Bicentenariade Aragua, historiador aficionado y colaborador de varias revistas, publicaciones digitales y websites. Colaborador de Zona Militar en asuntos de Venezuela.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.