John Bolton, consejero de seguridad nacional del presidente estadounidense, advirtió a Irán que no confunda la “prudencia” de su país con “debilidad”, dos días después de que Donald Trump cancelara a último momento bombardeos contra objetivos en Irán tras la destrucción del dron del 20 de junio.

Por su parte, Trump había anunciado el sábado nuevas sanciones “importantes” desde el lunes contra Irán, mientras Teherán advirtió que cualquier ataque contra su territorio tendría consecuencias devastadoras para los intereses de Estados Unidos en la región.

Acorde a lo publicado en la prensa estadounidense, se habría autorizado un ciberataque contra los sistemas de defensa iraníes. Aparentemente, uno de los ciberataques habría afectado las computadoras que controlan los lanzamientos de misiles y de cohetes. Otro de los ataques habría apuntado a una red de espionaje iraní encargada de vigilar el paso de barcos comerciales en el Estrecho de Ormuz.

Se cree que los ciberataques habrían sido orquestados en respuesta a los ataques que sufrieron los petroleros en el Estrecho de Ormuz. Sin embargo, Teherán niega toda participación, y el Pentágono se negó a hacer comentarios al respecto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí