El Ministro de Defensa japonés notificó que, lo que pudo haber ocasionado la perdida de un avión caza F-35 la primavera pasada, pudo haber sido la desorientación espacial que sufrió el piloto.

El ministro Takeshi Iwaya dijo que se cree que el piloto, el mayor Akinori Hosomi, de 41 años, perdió la orientación durante un ejercicio en abril con la Fuerza de Autodefensa Aérea de Japón. Como consecuencia, del accidente, Japón detuvo el uso de su flota de 13 unidades de F-35.

El ministerio informó que el piloto había acumulado 3.200 horas de vuelo, y que al momento del accidente, las pruebas indican que el mismo habría volado el caza directamente hacia el océano durante el ejercicio de entrenamiento nocturno.

Aparentemente, según los resultados de la investigación, el piloto habría perdido la orientación durante un descenso a alta velocidad, y no fue consciente del hecho al perder la vida. Según los investigadores, se había estado comunicando con la torre de control antes del accidente sin ninguna indicación de problemas.

La desorientación espacial puede representar hasta el 10 por ciento de todos los accidentes de aviación, la mayoría de los cuales son fatales. «Trabajaremos en hacer cumplir en su totalidad la capacitación para evitar la desorientación espacial y explicaremos exhaustivamente sobre la problemática antes de decidir reanudar los vuelos», dijo Iwaya.

La fuerza aérea japonesa dijo que pronto comenzará a volar el F-35. El cadáver del piloto fue encontrado hace una semana.

Foto de portada: Fuerza Aérea de los Estados Unidos / Sgt. Chris Drzazgowski

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario
Ingrese su nombre aquí