Indra desarrolla un asistente virtual para el mantenimiento de sistemas de defensa basado en lentes de realidad aumentada

0

Indra, una de las principales compañías globales de tecnología y consultoría, ha desarrollado un avanzado asistente virtual basado en lentes de realidad aumentada que revolucionará la forma de trabajar de los equipos encargados de mantener los sistemas y plataformas de defensa.

La solución permite acceder de forma rápida y ágil a toda la información técnica necesaria para llevar a cabo una reparación o revisión. El operador ve toda la documentación a través de hologramas que aparecen frente a él y, de ser preciso, el asistente puede presentar esta información de forma superpuesta sobre el sistema para ayudar a identificar sus componentes y configuración.

Mediante una serie de acciones predefinidas, interactúa con el asistente para acceder a los datos que necesita: configuración, esquemas de circuitos, historial de desperfectos, revisiones previas, entre otros. Puede disponer de forma inmediata de todos los datos que toman los sensores internos o externos sobre temperatura, humedad y otros parámetros para determinar el estado de un equipo.

Los lentes permiten solicitar asistencia remota a expertos que se encuentren en cualquier lugar del mundo para trabajar de forma colaborativa. El asesoramiento aumenta la rapidez con la que se realizan las reparaciones, ahorrando costos asociados a desplazamientos innecesarios. Esta función resulta clave en los despliegues que las Fuerzas Armadas realizan en zonas remotas. La comunicación en estos casos se realiza mediante enlaces por satélite seguros. El acceso a las bases de datos y la información de cada sistema se adapta al perfil de cada usuario, para ofrecerle la información que necesita.

Esta solución forma parte de la apuesta de Indra por llevar la Industria 4.0 a la Defensa, en lo que la compañía ha denominado como Sostenimiento 4.0. Para ello hace uso de la inteligencia artificial, el big data, el data analytics y la hiperconectividad. Los costos de mantenimiento en los que se incurre a lo largo de todo el ciclo de vida de los sistemas y plataformas de defensa supera varias veces los de adquisición, por lo que los recortes de presupuesto que se pueden lograr son realmente elevados. Al mismo tiempo se multiplica la disponibilidad de los sistemas y la seguridad de las operaciones. Todo ello se traduce, en el caso de las Fuerzas Armadas, en una mayor eficacia y éxito en sus misiones. Esta tecnología, por otro lado, tiene una aplicación directa en ámbitos civiles, como el mantenimiento de sistemas industriales.

Deja un comentario